La guerra contra el narcotráfico, guerra contra derechos humanos

Posted May 10, 2013 no picture

Member since February 28, 2013
  • Posts

El narcotráfico, las violaciones a los derechos humanos por parte de grupos delictivos y las injusticias han existido siempre en México, sin embargo en un discurso del 1° de diciembre del 2006 el entonces recién electo presidente Felipe Caderón Hinojosa, menciono como una de las prioridades de su gobierno la seguridad, diciendo: “Es, precisamente, la lucha por recuperar la seguridad pública y la legalidad”. Tiempo después declara la detestada “Guerra contra el narcotráfico”.

Si bien esta guerra no fue la causante de todas las atrocidades cometidas en el país, tiene un número desastroso de consecuencias contra los derechos humanos de la población, por parte de las organizaciones criminales y también por las fuerzas armadas del país.

Asesinatos, torturas, secuestros, desapariciones, injusticias, criminalización de víctimas son sólo algunos ejemplos de lo que han sufrido inocentes de la población mexicana.

Según pactos internacionales y la Iniciativa Mérida, los abusos de militares hacia civiles serán juzgados en el fuero común. La Constitución Política no menciona este apartado, sin embargo en al artículo 1° se dicta en principio prohomine que se establece así en la carta magna:

“Las normas relativas a los derechos humanos se interpretarán de conformidad con esta constitución y con los tratados internacionales de la materia favoreciendo en todo tiempo a las personas la protección más amplia.”

En México los soldados contribuyen a la atmosfera de inseguridad que se vive, teniendo casos concretos de asesinato, tortura, desapariciones, entre otros. Entre 2007-2012 la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) recibió 6,500 denuncias de tortura, tratos crueles e inhumanos por parte de las fuerzas armadas. Muchos de estos casos cayeron en el fuero militar, el cual no tiene una transparencia real, de 5,000 investigaciones que se iniciaron en el fuero militar por abuso contra derechos humanos, sólo 4 obtuvieron sentencia y dos de ellas fueron apeladas.

La libertad de expresión está protegida por la constitución política en el artículo 6°, aunque a los narcotraficantes no les importa en lo absoluto. El Comité para la Protección de los Periodistas informa que sólo durante el gobierno de Felipe Calderón 16 periodistas profesionales fueron asesinados por informar sobre la violencia del narcotráfico.

En Tamaulipas un ciudadano publica en redes sociales bajo el nombre de “Valor Tamaulipas” hecho violentos y distintas actividades del narco, ahora un cártel del lugar ofrece $600,000 por información sobre su verdadera identidad. En septiembre de 2011, tres cuerpos mutilados fueron dejados en sitios públicos junto con notas donde se advertía que no se usaran redes sociales como Twitter para denunciar hechos de violencia cometidos por bandas de delincuencia organizada.

Pero el artículo 6° también defiende el derecho a la información que propicia el gobierno, según las cifras del gobierno en el sexenio anterior los muertos por la “Guerra contra el narcotráfico” son aproximadamente 60,000 con el 90% de los difuntos relacionados con alguna actividad ilícita.

Pero distintas organizaciones (tanto nacionales como internacionales) sobre derechos humanos y los ciudadanos del país estiman que la cifra es baja, además desdeñan la afirmación de que la mayoría de las personas fallecidas fueran delincuentes pertenecientes a algún cártel.

En el artículo 1° de la constitución se reconoce los derechos humanos a todas las personas en el país. México es un paso para miles de migrantes que buscan llegar a Estados Unidos, sin embargo en el camino son víctimas de agresiones y robos, se calcula que cada año 18,000 migrantes son secuestrados.

La CNDH dice lo siguiente: “Una detención es arbitraria si no hay base legal para la privación de la libertad, si se detiene a una persona en el ejercicio de sus derechos y libertades, o bien cuando se es parte de un juicio que no ha cumplido con las normas vigentes.” Este tipo de detenciones violan el artículo 16 constitucional.

Pero las detenciones arbitrarias suelen ser el comienzo para un camino peor; como fue el caso de Jethro Sánchez Santana, un joven que el 1 de mayo del 2011 en la feria de Cuernavaca fue detenido por agentes municipales sin causa alguna, después fue llevado con policías federales y de éstos a militares; fue torturado en instalaciones militares y enterrado vivo en un paraje de Atlixco, Puebla.

La lucha de los cárteles y los enfrentamientos con las fuerzas armadas, ha dejado a los mexicanos sin protección por parte de los dos bandos, violando los derechos humanos y con miedo para declarar esas violaciones. Somos una sociedad a la que se le va orillando al camino de la resignación, “calladitos nos vemos más bonitos” podrían decirnos tanto autoridades como criminales. Al final los ciudadanos nos volvemos víctimas y después en números, “Daños colaterales”. El gobierno y los narcotraficantes no comprenden (y ni les interesa) que la sociedad está asustada, por todo lo que pasa, para ellos somos cifras para nosotros es temor de que cualquier día nos toque una balacera, secuestro, levantón.

Cada vez más protestas se realizan pidiendo justicia, paz y seguridad; cuando se supone que son derechos, que el estado debería propiciarlos, en cambio crea luchas que terminan por acribillar nuestro derechos.

Por todo lo que está pasando es por lo que no deberíamos quedarnos callados, exigir y denunciar sin temor, serían los primeros pasos para encontrar algo que nos saque poco a poco de la situación en la que vivimos; como lo hacen diversas familias que después de haber sufrido alguna perdida por el narcotráfico levantaron la voz, como Javier Sicilia.

Porque no somos un número para estadísticas desastrosas, porque no queremos vivir así y porque no queremos que la situación empeore; por eso hay que buscar soluciones comenzando por apoyarnos, levantar la voz, hacer manifestaciones, denunciar y exigir justicia.




comments powered by Disqus

Learn More

Share