Los jóvenes no ven fronteras

Posted May 18, 2011 no picture Alejandra Gaviria

no picture Alejandra Gaviria View Profile
Member since May 10, 2011
  • 47 Posts

La creciente participación de los jóvenes en las migraciones internacionales, no es un hecho menor. Los jóvenes quienes en muchos contextos son algunas de las poblaciones más vulnerables, son a su vez actores importantes y dinamizadores de las sociedades en las que viven.

Durante los últimos años, cambios políticos, económicos, sociales y demográficos en todo el mundo han motivado la migración de personas y comunidades enteras hacía las ciudades dentro de los mismos países y hacía el extranjero. De igual forma, conflictos armados, situaciones de pobreza, desempleo o persecución, han llevado también a millones de personas a migrar forzosamente. Resulta entonces que no siempre migras porque quieres.

Son los países en vía de desarrollo, los principales países de los que provienen el mayor número de migrantes en el mundo. El número de jóvenes de países en vías de desarrollo que cruzan las fronteras representa alrededor de un tercio del flujo migratorio general y casi un cuarto del total de los migrantes internacionales (o al menos de los que logran cruzar la frontera)

Son bien conocidos todos los beneficios que supone para los "países receptores", el movimiento de las personas jóvenes y su aporte a la nueva sociedad a la que tratan de integrarse. Sin embargo, la otra cara de la moneda, muestra a su país de origen, en donde hay una "fuga" del talento joven, de ese mismo dinamismo y trabajo que aportan en otro país, más allá de los aportes económicos que los trabajadores jóvenes envían a sus familias desde el extranjero en forma de giros y remesas.

Una vez que los jóvenes han cruzado la frontera, la historia es muy distinta. En general hay un choque cultural que les implica a los jóvenes muchos desafíos en su proceso de adaptación a la nueva vida. La "integración" depende en gran medida de las políticas públicas que los países receptores implementan para ayudarlos a aprender el idioma, encontrar trabajo, vivienda, educación y salud, y protegerlos del racismo, la xenofobia y la discriminación. También depende de la habilidad de los migrantes para adaptarse. Sin embargo, es acá donde viene un asunto poco claro: Es una correcta integración aquella que implica que los jóvenes se adapten y adopten todos los valores, costumbres, cultura del país receptor por encima de su propia identidad? O podríamos pensar en cambio que esos jóvenes, con su cultura, sus costumbres, sus conocimientos, sus valores, tienen mucho con que enriquecer a las sociedades receptoras y que somos parte de un mundo dinámico, cada vez más diverso en el que quizás sea posible que todos con nuestras diferencias podamos convivir. Quizás surja también la cuestión de la cultura entre aquellos temerosos de que su propia cultura sea alterada, cambiada, influenciada o desviada. Pero, fue alguna vez la cultura estática? La cultura, o como han sido hasta ahora las experiencias en muchos lugares del mundo, ha sido dinámica, cambiante, adopta cosas de otras culturas (para bien o para mal), pero nunca ha permanecido fija. Por lo tanto, también es muy importante los enfoques que tengan esas políticas de los estados receptores para que no sea solamente una cuestión de “integrar al joven migrante” sino que el joven que ha migrado pueda reconocerse como un sujeto de derecho, parte de una sociedad de la cual recibe muchas cosas pero también a la que aporta su trabajo, su vida y su energía.

Y no solo el rol de los jóvenes que migran es importante. El rol de los jóvenes de las sociedades receptores ha sido también muy destacado en todos los procesos relacionados a la protección de los derechos de otros y otras jóvenes migrantes, como han sido las recientes acciones llevadas a cabo por jóvenes en Utah, Estados Unidos así como en muchos otros países del mundo. organizaciones estudiantiles, organizaciones juveniles y barriales, mediante campañas y acciones directas, trabajan por reconocer el derecho a la libre circulación de las personas, contra la criminalización de la migración y por una ciudadania global inter y multicultural.

Hay personas "sin papeles", pero ningún ser humano es ilegal

Imagen: Manifestación por la regularización de los "sin papeles", Madrid- España- Foto de Alvaro Herraiz San Martin. Creative Commons

jovenes migrantes migraciones




comments powered by Disqus

Learn More