"Sean rebeldes positivamente. Rebeldes con lo malo": La Juventud Opina te inspira con una voz jóven de El Salvador

Publicado 28 de noviembre de 2013 Avatar AlejandraVOY

Avatar AlejandraVOY Ver Perfil
Se registró el día 30 de mayo de 2013
  • 55 Artículos

Esta semana "La Juventud Opina te inspira" te presenta a Christian Aparicio, un joven de El Salvador con una gran experiencia de vida de trabajo, superación y solidaridad.

Christian, Cuéntanos actualmente en ¿qué trabajo te desempeñas?

Trabajo en la Fundación Visión Democrática, soy el director de acción social y lo que hacemos es una red de voluntarios universitarios para promover la democracia, el diálogo social, la transparencia del estado y exigir que se disminuya la brecha de desigualdad. Además, trabajo como consultor en Marketing.

También soy voluntario de la Asociación de Jóvenes de El Salvador, que se dedica principalmente a la defensa de Derechos Humanos principalmente de niños, niñas, mujeres y personas con capacidades especiales a través de programas de reinserción laboral con jóvenes en conflicto con la ley, programas de reincorporación educativa con niñas y niñas que han abandonado sus estudios por razones de trabajo infantil. Este programa lleva unos 10 años y a través de él, hemos reincorporado a aproximadamente unos 3000 niños que trabajaban en asuntos rurales como corte de caña, niños que trabajaban en semáforos, etc.

¿Y cómo se compara eso con lo que querías hacer cuando tenías 10 años de edad?

Desde los 8 años me incorporé a un grupo como los scouts, que se llamaba “Exploradores del Rey” y para mi fue un cambio en mi vida. En El Salvador hay muchas pandillas en todos los municipios entonces la opción para jóvenes de mi edad en ese contexto, en ese momento, era o ser pandillero o ser cristiano porque lo único que te respetan las pandillas en El Salvador es si tu decides ir a una iglesia; ahí ya no hay problema o en caso contrario, te reclutan. Yo no estaba muy convencido de la iglesia, pero fui porque no quería incorporarme a la pandilla. Entonces comencé y ahí tuve una perspectiva muy grande y lo primero que decidí cuando tenía 10 años fue ayudar y ayudar a otros niños como yo a tener opciones porque no quería que alguien por no tener una opción, se metiera en un problema de violencia.

Nombra 10 palabras que describan un día típico de trabajo.

Niños, sonrisas, juegos, alegría, satisfacción, entusiasmo, jóvenes, incidencia, familia, oportunidad.

En pocas palabras, ¿cómo llegaste a donde estás ahora mismo? Nombra los momentos más importantes que recuerdes.

El primero, 8 años en “Exploradores del Rey”. La diferencia entre un camino y el otro. Parte aguas de mi vida.

Otro momento fue cuando a los 15 años decidí organizarme en una red de jóvenes en la que buscábamos la creación de un parque. En aquella oportunidad, muchos adolescentes fuimos a pedir el parque y la alcaldía nos lo dio. En ese momento nos dimos cuenta que pesábamos más un montón de muchachitos exigiendo algo que uno solo.

El tercer momento fue cuando decidí esforzarme mucho en mis estudio, tratar de salir adelante y fue cuando perdí a mi padre biológico en la guerra de El Salvador. Él era una referencia muy grande para mi en valores y en todo. Eso me empujo mucho para salir adelante, a luchar y salir de todo un marco de pobreza difícil.

¿Cuál fue el mayor obstáculo que enfrentaste y superaste para llegar a tu posición actual y cómo te ayudo a crecer como persona?

El principal obstáculo que tuve y que tienen muchos jóvenes en El Salvador, es el acceso a oportunidades, la pobreza. Luego que falleció mi papá, no pude estudiar durante muchos años y después fui adoptado. Sino hubiera sido por eso, probablemente no hubiera podido estudiar en la universidad, ni terminar el bachillerato. El principal obstáculo de inicio en mi vida fue la pobreza y la falta de oportunidades.

¿Qué tan importante fue la elección de carrera/campo de estudio en la universidad para lo que estás haciendo ahora?

Estudié Marketing y fue muy importante. La carrera la disfruté mucho y empece a trabajar de eso. Me encanta escribir desde que era muy pequeño, escribo poesía, y también me gusta mucho la docencia. Cuando estaba en bachillerato, me inscribí a un grupo de voluntarios para ir a dar clase a comunidades con niños y alfabetización de ancianos. Descubrí que me gustaba darle clase a niños y ancianos. Entonces, saqué una maestría en pedagogía y me dedique un tiempo a la docencia. Y ahora siento que esas dos cosas me han servido un montón para aplicar a lo de ahora.

¿Cuáles son las tres cosas más importantes que alguien necesita para sobresalir en tu área de trabajo?

Experiencia en el campo de trabajo.Ser un poquito extrovertido. En mercadeo, uno se relaciona con mucha gente. Hay que lograr vincularse, y tener cierta empatía con la gente. Hay que atreverse, correr un poco de riesgo.

¿Cuál crees es la cosa más importante que los gobiernos y/o las empresas pueden hacer para ayudar a los jóvenes a empezar sus carreras?

Los gobiernos: generado políticas de estado, las conocidas “políticas desiguales para la igualdad”, en el sentido que yo no le puedo dar por igual a la gente que no tiene como a la que tiene, porque la gente que tiene, cuenta con un marco de inicio que no lo tiene el que vive en un cantón, el que tiene una escuela a 10 km, como el caso de El Salvador, entonces los estados deben garantizar que el punto de salida sea el mismo. El punto de llegada no será el mismo porque va depender del esfuerzo personal, pero las condiciones, las oportunidades, deben ser dadas a todos por igual. Otra cosa que deben hacer los gobiernos, es evitar la corrupción, que es una de las cosas que más ha golpeado a la población fundamentalmente en El Salvador y en Centroamérica. Deben enfocarse en combatir la corrupción desde la evasión fiscal, hasta el narcotráfico. Los sobornos, los robos. Y también deben generar un mayor acercamiento con los jóvenes. En mi país, los jóvenes no participan porque sean apáticos. Todo el mundo cree que a los jóvenes no les importa la política. No es eso. Sí nos importa. El punto es de que no hay propuestas que generen los políticos que vinculen las necesidades, perspectivas, intereses de los jóvenes.

Las empresas deberían invertir un poco más en la investigación, en la responsabilidad social empresarial e invertir más en el medio ambiente.

¿Cuál ha sido el día más extraño que has tenido en el trabajo o la cosa más extraña que has tenido que hacer?

Lo más extraño fue el día que me pelee con un proxeneta. Estábamos desarticulando una banda de tráfico de blancas que principalmente vendían a niñas entre 8-12 años. Teníamos todo listo, llegamos al lugar para hacer la captura y por alguna razón que nunca me explicaron, la policía con la que habíamos coordinado tuvo un problema en el camino, y llegó la policía local con la que no habíamos coordinado nada y llegaron a capturar a las niñas y no al proxeneta. Las niñas se fueron detenidas, llorando, y en un momento el proxeneta se me acerca y me habla al oído, me amenaza y ahí me peleé con el proxeneta. Yo no seguí en el caso, la carga emocional era muy grande. Con el tiempo, este proxeneta fue llevado a la cárcel, se desarticuló la banda y muchos padres también tuvieron que pagar condena porque eran cómplices del abuso. Algunas de las niñas vinieron a vivir a la ciudad de San Salvador, y les apoyamos durante tres años, hasta que ellas pudieron salir adelante con sus propios negocios.

Algunas palabras para los jóvenes: ¿Qué consejo puedes darles cuando estén en la búsqueda de su trabajo ideal?

Les diría a los jóvenes que sean rebeldes positivamente. Rebeldes con lo malo. Con el sistema, con el estado, tienen que exigir sus derechos al estado, y rebeldes con ellos mismos, para esforzarse cada vez más y salir adelante.


juventud educación empoderamiento El Salvador San Salvador electoral pandillas oportunidades centroamerica




comments powered by Disqus

Lee más