“Una verdad incómoda.” -Not relation with Al Gore-

Publicado 19 de enero de 2014 Avatar Alfonso Ponce

Avatar Alfonso Ponce Ver Perfil
Se registró el día 5 de diciembre de 2011
  • 21 Artículos

Hoy en día, cuando se habla de ser “progresista” y de un Estado de primer mundo, se va al campo de las pseudolibertades que nos han ido desorientando de la realidad desde hace mucho tiempo. La máxima actual es: “si un gobierno no aprueba leyes a favor del aborto, matrimonio igualitario y eutanasia, es un gobierno que niega las libertades del pueblo”. Nos centramos tanto en este tipo de situaciones que nos olvidamos de muchas cosas más importantes para la sociedad. Las leyes se aprueban para el bien común, no para la satisfacción de unas cuantas mujeres de camiseta roja, que de paso nunca han dado a luz, se rían y crean que han cambiado el mundo en lugar mejor. En palabras de la diputada Beatriz Escudero: “No tendríamos Derecho a la libertad de expresión, ni derecho a la libertad sexual y ni derecho a poder decidir sobre nuestro cuerpo si no tuviéramos un derecho fundamental, un valor supremo como es el Derecho a la Vida.” No nos damos cuenta hacia qué abismo nos estamos lanzando poco a poco. El ser humano depreda en sus entrañas su misma humanidad, estamos convirtiendo el vientre materno en una tumba y violando a las mujeres hasta los lugares más profundos de su feminidad.

Como hubiese dicho mi profesora de Bilogía Celular, “Bienvenido a la era de la estupidez humana”, hemos llegado a sobreponer los Derechos Humanos sobre los derechos de los animales. Defendemos embriones de cefalópodos y mamíferos, pero no los de nuestra propia especie. Parafraseando al Dr. Jesús Poveda, hemos llegado al punto que cuando el gobierno ve a un ecologista jugarse la vida por un huevo de halcón, ve en él un héroe, y cuando ve a un pro-vida en la puerta de una clínica abortista, ve en él a un fanático. Esto va más allá de convicciones religiosas, esto está sustentado en la razón, la misma ciencia nos dice que esa célula, con un código genético diferente al de la madre, es otro ser humano.

De acuerdo con los abortistas, una nación se desarrolla más cuando se aprueba este tipo de leyes, ya que así se disminuye el gasto destinado a los casos de niños con malformaciones y se basan en un falso humanismo para decir que sería una manera de evitar el sufrimiento de ellos y sus familiares, pero cualquier persona con cinco sentidos encuentra en esto una gran falacia. Debería de ser: “una nación no puede más que verse afectada en su desarrollo por legalizar tantos abortos”, ¿el gasto para los tratamientos de estas personas es muy alto?, sí, pero dentro del presupuesto destinado para el área de la sanidad, en comparación, no hay nada más elevado que el dinero destinado para el Plan Nacional de Drogas, entonces, ¿para mejorar la economía sería necesario acabar con todos los humanos dependientes de sustancias psicotrópicas?

Ahora se está levantando una manta sobre una cuestión que hemos ignorado, cualquier estudiante de Demografía sabe a qué riesgo exponencial se expone una nación que aborta en demasía. Por ejemplo, una pirámide demográfica de España nos muestra la gran condena que pagarán las futuras generaciones por este error. La natalidad si bien ha crecido un poco, no es suficiente.
La natalidad tiene una importancia tremenda, más cuando la población joven es mucho menor que la adulta. En la actualidad, el promedio que un trabajador paga en impuestos, tiene una cuota que va destinada para dos jubilados, dentro de treinta-cuarenta años tendremos sobre nosotros a cinco jubilados en el seguro social. Estamos en el corredor de un invierno demográfico fatal y nos conduce a una oscuridad en donde el panorama para el trabajador y para el jubilado son inciertos.

También hemos visto cómo Estados extranjeros han querido controlar la población de otros Estados y basta con hablar del famoso NSSM 200 de 1974 (Informe Kissinger), que textualmente dice:

"1. Prácticas mundiales del aborto.
Algunos hechos sobre el aborto deben ser tenidos en cuenta:
- Ningún país ha reducido su crecimiento poblacional sin recurrir al aborto.",

que resulta parte de los planes de un gobierno para controlar los mercados de materias primas en países en vías de desarrollo. Hemos llegado a recurrir a las matanzas legales para tratar de hacernos con más recursos de los que tenemos. De allí de que un verdadero gobierno comprometido con sus ciudadanos, debe de incentivar la maternidad y el valor de la familia. Hasta ahora la mejor profesión que puede tener una mujer (y esto no es un comentario machista) es la de ser madre y la mejor profesión de un hombre es la de ser padre. No hay nada más puro que demuestre la feminidad y la virilidad, en toda plenitud, que procrear.


“Los republicanos están contra el aborto hasta que sus hijas necesitan uno.
Los demócratas están a favor del aborto hasta que sus hijas quieren uno.”

- Grace McGarvie.

Alfonso Ponce.
Pamplona-España.

lanaciondelosjovenes@gmail.com

jovenes juventud Derechos Humanos España es Progresismo Aborto Feminismo Países desarrollados Maternidad Natalidad Pro-vida




comments powered by Disqus

Lee más

Share