Carta Abierta sobre el Caso Snowden

Publicado 8 de julio de 2013 Avatar Facundo Sutherland

Avatar Facundo Sutherland Ver Perfil
Se registró el día 17 de octubre de 2011
  • 12 Artículos

Es increíble ver que en un país que se autodenomina “abanderado de los derechos humanos”, como los sucesivos gobiernos de los Estados Unidos de América han hecho creer, se haya formado y mantenido una red de espionaje contra sus propios ciudadanos y, yendo más allá de lo imaginable, contra habitantes otras naciones, sin siquiera haber evidencia de actividad en contra de la seguridad de su ciudadanía.

Para alguien como yo, que ha leo habitualmente los libros de John Le Carré, es sorprendente ver como hechos propios de otras eras más oscuras de la historia de la humanidad se están dando actualmente, ya que tenía la mi opinión el único espionaje con el que podía tener contacto un ciudadano común en la actualidad era leyendo a “Tinker, Taylor, Soldier, Spy”. Los recientes hechos me han hecho ver cuan equivocado estaba. Todo parece sacado del guión de la excelente cinta alemana “Das Leben Der Anderen”, casi como una versión dos punto cero del espionaje de la Stasi, ahora hecho por el gobierno estadounidense y en una escala enorme.

Una persona ejemplar como es Edward Snowden ha decido que no se puede permitir esta situación, y reveló la vil red de vigilancia ilegal que esta llevando a cabo su gobierno, en conjunto con corporaciones a las que cada usuario de la web entregamos nuestra confianza, pensando que Internet era un espacio de libertad plena de expresión del individuo.

Se que algunas personas dirán que la acción de Snowden fue una traición a su país, y hay incluso algunos que le han deseado la pena capital (actitud barbárica que todavía unos pocos insisten en sostener). Pero, ¿no es traición que un gobierno elegido democráticamente viole la intimidad de los ciudadanos de los que dice representar y proteger las libertades individuales? ¿No es el de Snowden un acto enorme de heroísmo por haber pensado antes en los derechos propios de los seres humanos y no en como iba a ser perseguido por los intereses de unos pocos que se creen en poder de controlar a la humanidad? Snowden esta siendo perseguido injustamente cual si fuera Carmen San Diego.

Obviamente, acompaño el dolor de las personas que sufrieron ese terrible atentado que fueron los del 11 de Septiembre del 2001, pero creo que esta cruzada que lleva el gobierno estadounidense es una locura. Espiar a millones de personas de TODO EL MUNDO, sin siquiera tener el consentimiento de los otros estados (cosa que igual estaría muy mal) no va evitar que hechos como estos vuelvan a ocurrir, y tampoco el iniciar guerras basados en mentiras, matando a miles de civiles inocentes, a los que solo llaman “accidentes”.

Otro punto fue el vergonzoso bloqueo que países “supuestamente” independientes han hecho al avión que transportaba al Presidente de la Nación SOBERANA de Bolivia. Primeramente, el basarse en supuestos, pero aún peor, el querer violar la soberanía de territorio extranjero, como es el avión de un jefe de estado según lo establecido por la Convención de Viena. Lo que hicieron los gobiernos Francia, España y Portugal no es más que arrodillarse y entregar su honor ante los intereses económicos (y recordemos que estos deberían preocuparse antes por sus pueblos, que se encuentran sufriendo graves problemas por la crisis económica, que por un hombre de 29 años a bordo de un avión perseguido por un tercero). Bien por los países latinoamericanos que mostraron su apoyo al Señor Morales, y por Austria, por no rebajarse al puesto de peón.

He escrito esta carta siempre mencionado la palabra “gobiernos” (y espero intensamente) ya que no siento que todo el pueblo de un país deba ser representado por el terrible accionar de los políticos que los gobiernan.

Todo mi apoyo a Edward Snowden. Cuando sientas que estés solo, espero que sepas que alguien al otro lado del mundo te admira mucho, y creo otras miles de personas alrededor de este planeta también.

Facundo Sutherland





comments powered by Disqus

Lee más