Con una Nalgada Basta

Avatar Presidente
Allán Sánchez Osorio
Se registró el día 11 de mayo de 2015
  • 3 Artículos
  • Edad 24

Imagen tomada de : http://www.luke.af.mil/News/Article-Display/Article/358725/resources-available-at-luke-for-domestic-abuse-prevention/

Imagen tomada de : http://www.luke.af.mil/News/Article-Display/Article/358725/resources-available-at-luke-for-domestic-abuse-prevention/

Con una nalgada basta para ejercer violencia hacia las niñas, niños y adolescentes y hacer crecer un espiral de violencia que se vuelva irreversible. Lamentablemente, en muchos países, se sigue creyendo que las niñas y niños son propiedad de sus padres y madres y no son reconocidos como titulares en el ejercicio de sus derechos.

Dichos como “con una nalgada basta”, “dale una buena nalgada ahora que estás a tiempo”, son usados comúnmente y muy lamentablemente entre muchas familias de países como México, en donde, de acuerdo con el UNICEF, el 63% de las niñas, niños y adolescentes entre 1 y 14 años de edad son educados mediante disciplina violenta. Esto quiere decir que fueron sometidos al menos a una forma de castigo psicológico o físico por algún miembro adulto del hogar.

A pesar del impacto negativo y continuo para los niños, los métodos de disciplina violentos son extremadamente comunes. De acuerdo con el UNICEF, datos de 62 países muestran que la gran mayoría de niños se enfrenta a esta realidad: la media, 4 de cada 5 niños entre los 2 y 14 años son víctimas de algún tipo de práctica disciplinaria violenta en casa, con porcentajes que van desde el 45% en Panamá al 95% en Yemen.

La violencia física, por leve que sea, y la violencia psicológica, que incluye prácticas como la agresión verbal, amenazas, culpa, humillación o manipulación para controlar a los niños, violan los derechos de niñas, niños y adolescentes. Estas tienden a ocurrir de manera conjunta, incrementando el daño a niñas y niños, en el corto y largo plazo y pueden abarcar desde impactos inmediatos, daños graves a largo plazo con consecuencias incluso en la edad adulta y causar hasta la muerte.

Es sumamente importante que madres y padres no utilicen las tradiciones para justificar la violencia, que dejen de verla como algo natural y como un método para educar a las niñas y niños. Los niños que crecen con madres y padres autoritarios, que emplean métodos disciplinarios violentos de forma regular, tiendan a mostrar una menor autoestima y peores resultados académicos, ser más hostiles y agresivos, entre otras cosas.

Es importante que madres y padres pongan en práctica el estilo de crianza positiva que se basa en el respeto a los hijos, en criar con amor y, sobre todo, en hacerlo a través de una conducta no violenta.

Te invito a reflexionar acerca de la importancia que tiene el prevenir la violencia hacia niñas, niños y adolescentes, así como a tomar acción dentro de tu entorno para prevenir y denunciar las diversas formas de violencias hacia niñas, niños y adolescentes. Recuerda que proteger y denunciar las violaciones a los derechos de la infancia es responsabilidad de todos.





comments powered by Disqus