El Poder de los Derechos Humanos

Avatar Estudiante
Luci Ruidiaz
Se registró el día 15 de agosto de 2017
  • 12 Artículos
  • Edad 25

Foto de Tim Marshall en Unsplash

Foto de Tim Marshall en Unsplash

El próximo 10 de diciembre se celebran los 69 años de la Declaración Universal de Los Derechos Humanos. Estaba pensando en esa fecha y se me vinieron miles de cosas a la mente.Cada vez se lucha más por defenderlos, se crean organizaciones en su promoción y miles de leyes se aprueban para poder hacerlos realidad. Sin embargo, si uno se fijase en los noticieros claro está que muy lejos estamos de poder respetarlos y cumplirlos como se debiera. El mundo lleno está de guerras, de racismo, de violencias, de hambre y todo tipo de crisis que podamos imaginar.

Me detuve entonces, entre tantos pensamientos y me pregunté por qué. Por qué el mundo parece un caos tras otro. Por qué las personas estamos cada vez más desunidas. Qué sucede, por qué tantas divisiones. Cientos de años de luchas y progresos, cientos de líderes y lideresas que han dejado su legado y seguimos lejos de poder hacerlos una realidad. En ese momento fue en el que me angustié. Me entristeció por un segundo creer que tanto trabajo pareciera en vano, que no da resultados. Y en seguida salí de esa angustia preguntándome cuál es la mejor solución para mejorar esta realidad. Me pregunté qué se puede hacer, quiénes lo pueden hacer, y fue ahí cuando empecé a reflexionar sobre el verdadero poder de los Derechos Humanos.

Creo, y estoy segura de no equivocarme que el poder de los Derechos Humanos está más allá de lo que predica en sus artículos, mucho más allá de las leyes y tratados que cada país aprueba para reconocerlo. Y con esto no quiero decir que no sea válido, sino más bien que su verdadera fuerza y poder está en cada una de las personas que habitamos este mundo. Es sino en el corazón y la mente de cada persona en donde está el verdadero "empuje" de los Derechos Humanos. Al interior de cada ser humano, conviviendo con sus ideas y convicciones es donde deben proclamarse, donde deben aprobarse y ejercerse. Es cada conciencia la que debe ser parte y afirmarlos. Es sino la voz de cada uno/a de nosotrxs la que debe oírse cada vez que se debe promoverlos o reclamarlos.

Somos nosotros el verdadero poder de los Derechos Humanos, es nuestro silencio el que no permite que se cumplan, son nuestros ojos los que deben velar por ellos, son nuestros cuerpos los que debe movilizarse para ejercerlos, son nuestras voces las que deben nombrarlos y defenderlos. Son nuestros corazones donde deben alumbrar su luz y sus ideales y valores.

Somos cada uno de nosotros la solución a los problemas de este mundo. Somos cada uno de nosotros los que debemos estar orgullosos el próximo 10 de diciembre, y somos cada uno de nosotros los encargados de luchar por todo que todavía falta.





comments powered by Disqus