El tiempo entre miedos

Avatar Juanita Ovalle
Se registró el día 29 de diciembre de 2015
  • 5 Artículos
  • Edad 19

Siempre escribo acerca de temas políticos, o al menos eso trato, y tratando de escribir me he dado cuenta lo mucho que me cuesta expresar lo que realmente siento. Esto va a sonar loco e irreverente, pero muchas veces dejamos que nos moldeen a sabor y antojo de otras personas (padres, hermanos, maestros, vecinos, etc.). Alguna vez te has puesto a pensar si eres la persona que quieres ser, es decir ¿eres libre de decir, de pensar, realmente eres libre? No me refiero a la libertad de irte de fiesta y regresar a casa hasta la madrugada, me refiero a la libertad de ser. Realmente dices lo que quieres decir, realmente expresas lo que tu corazón quiere decir, realmente actúas como quieres.

Ser joven es excitante, lo es, pero también peligroso y confuso y es en esta etapa (tan irregular) que debemos de tomar decisiones tan importantes para nuestro futuro. ¡Por Dios que complicado! Aún recuerdo en momento de mi graduación del bachillerato, estaba ansiosa por entrar a la universidad a estudiar medicina era "mi gran sueño", me gradúe del bachillerato con honores, todo pintaba bien, pero a pesar de todo me sentía muy insegura todavía. La historia es un poco larga pero la resumiré: estaba a punto de inscribirme a la facultad de medicina, tenía todo listo y fue en ese momento cuando me arrepentí, llegaron a mi mente imágenes del "futuro"; me asusté muchísimo y no me inscribí, demás está decir que mis padres estaban desilusionados, toda una vida planeando ese momento. Esa noche estando en mi cuarto, sola, rompí en llanto y me dije a mi misma, sabes que es lo mejor, y sentía que era lo mejor porque no me ilusionaba verme como médica, es decir es una carrera que admiro pero no era para mí. Lloré y lloré mucho, me sentía frustrada, triste, insegura, era horrible, el sueño se volvió pesadilla, y bueno tener 17 años y estar así era horrible, y todo mundo decía cosas que no me ayudaban. ¿Juanita la que tenía mejores notas no esta en la universidad? Todos tenían algo por decirme o una carrera para proponerme, pero nada era lo que quería. Necesitaba una solución urgente. Se acercaban mis 18 años y yo seguía igual, como regalo de 18 años me regalaron un viaje, un mes entero lejos de todo y todos (hasta de mi), fue un remolino de emociones, miedo, emoción, incertidumbre.

Recuerdo cada día con tanta claridad, las personas eran hermosas y cariñosas, pude hablar sin oír una corrección por usar una "palabra mal", pude ver la luna y las estrellas, y lo más importante, pude verme a mí misma, tal y como soy, abrazar mis sentimientos, mis gustos, simplemente ser yo. Recuerdo que la noche de mi cumpleaños lloré y lloré, no sé si de tristeza o de felicidad pero fue el llanto más liberador que he tenido. En ese tiempo pude descubrirme a mí misma, por Dios, 18 años en pie y jamás me había sentido tan viva, tan yo. Oír mi propia voz fue hermoso, fuera del que dirán, fuera de la idea que todos tienen de mí, fuera de aspiraciones de otras personas. Fue en ese tiempo que me di cuenta que ser médica era un sueño ajeno, no era el mío, jamás lo fue.

Conocí a un ángel disfrazada de persona (me reservo el nombre), es la persona más honesta, independiente que he conocido, fue una luz en el camino, alumbró todo en un momento, hablar con ésta persona me ayudó tanto para definir mis sueños. El tiempo transcurrió y en tan solo un mes pude descifrar todo lo que llevaba guardado 18 años. Al volver a casa comencé a averiguar en universidades cerca para estudiar la carrera que quería, todo se volteó a mi favor. Este año comencé a estudiar lo que realmente quiero y me gusta, y es un placer hacerlo, jamás ha sido pesado o difícil, lo disfruto con el alma y el corazón, soy feliz.

Hemos sido criados en una sociedad que nos pone estándares, muchas veces nos dejamos llevar por lo que nos dicen y actuamos como nos dicen y no es del todo mal, pero no olvides escuchar tu voz, ser tu mismo, tu amiga, tu madre tu padre, te aman es verdad, pero tu debes de forjar tu vida también, debes buscar tu felicidad, si tu felicidad es cantar y eres bueno ¡hazlo! si quieres ser pintor adelante, sé lo que quieras y no lo que puedas, tenemos solo una vida. Mientras nuestra felicidad nos haga sentir bien y no dañe a nadie hazlo. Crecer con sueños ajenos y pagar por errores ajenos es devastador y desgastante, merecemos vivir nuestras vidas, merecemos ser libres. Libera tu mente y tu corazón y hallarás la repuesta que buscas, no esta en otra persona, está en ti. Vive expresándote, sé feliz. Los miedos aniquilan, yo por miedo a lastimar a otra persona casi llevo la mía a la infelicidad, vivir con miedos es horrible. Vencer los miedos es una oportunidad para ser libres de verdad.





comments powered by Disqus