Esto No Para

Avatar Emprendedora
Paulina Araújo
Se registró el día 24 de febrero de 2017
  • 13 Artículos
  • Edad 23

https://www.pexels.com/photo/action-blur-car-child-386009/

https://www.pexels.com/photo/action-blur-car-child-386009/

Como la vida, la sostenibilidad también es un camino donde nada es claro, seguro ni perfecto.

Lo que sí está claro es que debemos intentar ser cada día más conscientes y responsables de nuestras acciones, hábitos y comportamientos como personas. Debemos intentar respetar nuestro entorno para poder así respetarnos a nosotros mismos. Somos una sola especie, vivimos en un solo planeta y, querámoslo o no, estamos interconectados y dependemos los unos de los otros. Lo que hace una persona de un lado del mundo no solo le afecta a sí mismo sino también a muchas otras personas hasta del otro lado del mundo, como el Karma. A fin de cuentas, nos conviene hacer cosas buenas y que los demás también las hagan.

Aunque no va a ser fácil cambiar, debido a que somos parte de sistemas y economías de consumo insostenibles bien establecidos, y cuesta dinero cambiar los modelos de negocio existentes hacia unos más sostenibles, no podemos quitarle el foco a lo esencial: la familia/amistades, la salud, la naturaleza, la tranquilidad... No podemos permitir que cada día se creen más necesidades y más ambiciones por cosas innecesarias que sólo sirven para enriquecer (económicamente) a unos pocos (como por ejemplo los directivos de las marcas de “fast fashion”) a cuesta de muchos (como por ejemplo los confeccionistas en Asia).

Piensa: ¿De qué sirve tener millones en la cuenta de banco, yates y jets privados cuando el agua, el aire y la comida está contaminada?

“El dinero no se puede comer.”

Si somos inteligentes podremos entender, antes que sea muy tarde, que los recursos de la tierra son finitos: se acaban. En algún momento no va a haber más petróleo para producir plástico, ni piedras para construir, ni agua para beber, por ejemplo. Lo bueno es que todavía tenemos tiempo de ser responsables y adaptar nuevos sistemas, como la economía circular, y estilos de vida donde presida el consumo moderado y consciente y donde existan tecnologías que impulsen los productos renovables, biodegradables, compostables, reutilizables o reciclables.

Aunque sea difícil, el camino hacia la sostenibilidad vale la pena. Al final es nuestra única opción. La mejor manera de empezar es recordando que eres importante y que el mundo te necesita, así que quiérete y respétate, intentando ser una mejor persona cada día.

Cuestiónate, piensa, investiga, aprende...

¿Qué implicaciones/repercusiones tienen mis acciones?

¿Qué puedo hacer para evitar impactos negativos y promover los impactos positivos?

Asimismo hay que tener en cuenta que muchas veces no hay respuestas a todas las preguntas pero lo que importa son las ganas de descubrirlas, teniendo la satisfacción de que se intenta hacerlo de la mejor manera, en armonía con nosotros mismos, los demás y la naturaleza. Ser mejor persona y ser más sostenible es un camino, y como cualquier otro camino hay que disfrutarlo.

Yo ya empecé a andar por ahí y definitivamente se siente bien.





comments powered by Disqus