IGNORANCIA E INDIFERENCIA, DOS ENFERMEDADES QUE NOS AQUEJAN

Publicado 10 de agosto de 2014 Avatar Lida B

Avatar Lida B Ver Perfil
Se registró el día 4 de junio de 2014
  • 12 Artículos
  • Edad 17

En mi corta vida escuche una vez una frase que decía: “vive en la ignorancia y serás feliz”, esta semana me di cuenta que esa frase es más cierta de lo que pensaba. Dure toda la semana había estado evadiendo tener conocimiento sobre el ebola, ya sea por miedo o quien sabe por qué, pero hasta el momento en que descubrí de lo que se trataba, cómo afectaba a las personas y el sufrimiento que estas tenían que pasar; me di cuenta, que vivir en la ignorancia no te da felicidad, te da tranquilidad o mejor aún hace que no te dé cargo de conciencia por no hacer nada y dejar que el mundo se pudra; para ser exactos, darte cuenta que eres lo que esta lo mato.

La ignorancia, es el placer que tiene el ser humano de ser un animal todos los días, no lo digo porque este descalificando a los animales sino porque se supone que somos los seres pensantes aunque después de mucho tiempo nos demos cuenta que piensan más los animales que nosotros.

Pero ojala la ignorancia fuera nuestra enfermedad más grave pero no, esta compite con una aún más cruel, la indiferencia.

La indiferencia tiene un papel fundamental porque aparece todos los días, a todas horas y a cada minuto de nuestra existencia; en las casa, en las calles, en las oficinas, mejor dicho en todos y cada uno de los lugares que habitamos y para desdicha nuestra, vive en cada ser humano como un mico colgado a tu espalda.

Cualquiera podría decir, yo no soy indiferente pero la verdad es que nadie se salva. Si hacemos conciencia de lo que vive el mundo en este momento, podría decir que le mundo está en guerra, no solo la de la Franja de Gaza sino la que se vive en la mayoría de los países; la gente se está muriendo por enfermedades incurables; hay más personas muriendo de hambre; cada vez dejamos de tratarnos como seres dignos y en cambio estamos viéndonos como objetos que puedes vender, humillar y hacer que este se arrodille ante ti; y esto se convertiría en una lista sin fin.

Pero esto no nos preocupa, recuerdo en una clase que empezamos a hablar de los problemas que enfrenta mi país, frente al relato de una compañera muchas se conmovieron pero cuando yo empecé a enfrentar a una de ella preguntándole que iba a hacer ante la situación, al final ya molesta, me respondió:“Y a mí que me importa”.

Por ello hoy los invito que me empiecen a luchar conmigo ante estas enfermedades porque si hay muchas historias bellas pero estas nos debe servir como ejemplo y no como escudo para olvidar lo que esta pasado.

¡OJALA NO IGNOREN ESTO!


agentes de cambio Blogger 2014 Ignorancia Indiferencia




comments powered by Disqus

Lee más