La crisis de los Oceanos

Publicado 2 de junio de 2012 no picture

Se registró el día 15 de enero de 2012
  • 69 Artículos

Se acerca la Conferencia de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sustentable Rio+20 y cada vez van tomando más fuerza las discusiones en torno a nuestro modelo de desarrollo, su sustentabilidad y la conservación del medio ambiente.

Creo que uno de los temas más cruciales y sobre el cual pienso que se ha avanzado poco, es el de nuestros océanos: si no repensamos y actuamos ante nuestra relación actual con los oceanos, la biodiversidad marina de nuestro planeta estará en grave peligro y para el año 2100 más de la mitad de las especies marinas del mundo podrán hallarse al borde de la extinción.

Son los océanos los que hacen vivir y respirar a nuestro planeta, de ahí la necesidad de actuar por su preservación buscando soluciones sostenibles y que contraresten las distintas amenazas que hoy enfrenta como la sobreexplotación del recurso pesquero, especialmente en manos de las grandes empresas pesqueras, el cambio climático, la modificación y destrucción de los hábitats, la acidificación de los océanos, la anoxia debida al uso masivo de fertilizantes en la agricultura, las invasiones de especies no autóctonas, entre otras.

Seguramente no vamos a querer ver todos nuestros océanos convertidos en una piscina de desechos sin vida. Para la muestra un botón, y la tenemos en el Pacifico Norte en donde se localiza la gran mancha negra del Pacifico, la cual se estima que tiene un tamaño de 1.400.000 km². Este basurero oceánico se caracteriza por tener concentraciones excepcionalmente altas de plástico suspendido y otros desechos que han sido atrapados por las corrientes del giro del Pacífico Norte.

De acuerdo a Naciones Unidas, muchos de los elementos contaminantes de estas corrientes provocan la muerte de más de un millón de pájaros marinos cada años y de 100.000 mamíferos acuáticos. Jeringas, cigarrillos y cepillos de dientes han sido encontrados en los estómagos de muchos animales muertos. Las toxinas contenidas en plásticos son también comidas por medusas, que serán a su vez comidas por grandes peces. Muchos serán pescados y consumidos por humanos, resultando así en la ingestión humana de dichas toxinas. El plástico marino también facilita la propagación de especies invasivas que se adhieren a la superficie de este plástico flotante y se desplazan grandes distancias, colonizando nuevos ecosistemas.

No es muy alentador el panorama, no? Por eso es necesario actuar y rápido. Distintas iniciativas no gubernamentales y gubernamentales (en menor medida), han empezado a llevarse a cabo para crear conciencia sobre la protección de nuestros océanos y generar acciones concretas en su protección. Entre ellas, se encuentra la Alianza mundial por los océanos la cual agrupa a gobiernos, organizaciones internacionales, grupos de la sociedad civil y organizaciones del sector privado que movilizarán recursos y conocimientos para resolver algunos de las amenazas sobre la salud de los océanos, su sostentabilidad y productividad.

Dentro de sus publicaciones, he encontrado esta interesante infografía en la cual se muestra cómo dependemos en todos los ámbitos de nuestra vida de los océanos: como medio de sustento, alimentación, de recreación y cómo la vida de millones de personas estaría comprometida si no contamos con océanos saludables.

Ojalá que iniciativas como esta trasciendan los compromisos públicos hacía las acciones, ya que la realidad muestra cómo muchos países desarrollados han condicionado en numerosas ocasiones acuerdos internacionales para controlar la pesca y la conservación de todo el entorno marino, respondiendo a intereses de grandes empresas pesqueras.

Aunque no solo hacen falta estas grandes iniciativas sino también el compromiso personal de todos nosotros. Nuestro consumo de plástico y sus elementos derivados es en parte también el responsable de desastres como la mancha negra del pacifico, por lo que nuestros hábitos de consumo también tienen mucho que ver con la generación de desechos plásticos, electrónicos, etc, que luego van a parar a los océanos.

Es por nuestro futuro y nuestra propia vida, conservar a los mares, océanos y su flora y fauna!




comments powered by Disqus

Lee más

Share