Mi último primer día

Publicado 23 de julio de 2014 Avatar Denisse Zelaya

Avatar Denisse Zelaya Ver Perfil
Se registró el día 2 de junio de 2014
  • 23 Artículos
  • Edad 21

¡Cerca de la meta!

¡Cerca de la meta!

Esta semana he tenido mi primer último día de clases, pues me he emprendido a mi último semestre como universitaria. Y me doy cuenta lo afortunada que he sido de tener gente que ha creído en mí. Me gustaría empezar compartiéndoles un poco sobre mí, Denisse Zelaya. Soy salvadoreña, tengo 21 años, estudio Economía Empresarial y estoy a escasos seis meses de cumplir una de mis metas más grandes.

La vida caótica de un estudiante pasa desde desvelos, alegrías, amarguras, amigos, peleas, exposiciones, nervios, tener momentos sobresalientes y momentos donde la vida parece que se resume en un trabajo de 150 páginas que hay que entregar para la semana siguiente.

En mi formación como economista, he aprendido de historia desde que El Salvador usaba cacao como moneda, las dos guerras mundiales, la Gran Depresión, y especialmente (¡Vaya que sí lo estudiamos!) la recesión desde 2007. Pude tener empresas imaginarias, maximizar sus ingresos, calcular sus costos, hacer estudios econométricos, crear un plan de nación, consultorías al Alcalde de Jayaque en El Salvador, realizar propuestas para los comercios y áreas pesqueras de la Bahía de Jiquilisco. Aprendí a hablar índices, expresarme apoyada en datos, a discutir, a saber perder, a ser compleja en lo sencilla y sencilla en lo complejo.

Pero lo que realmente aprendí, fue a confiar en mí misma, a conocerme, mis fuerzas y mis debilidades, construir un camino hacia un mejor futuro. No todo ha sido logros, pero los que sí he obtenido, no son porque he estado en el lugar adecuado, en el momento preciso, no. Y es que tengo una característica, sueño en GRANDE, sin miedos. Eso me ha llevado a soñar con aplicar a muchos y todos lados. Cada vez que llenaba una aplicación para una beca o una pasantía, me daba cuenta de lo bueno que he podido lograr y lo que me falta para lograr un rendimiento excelente. Cada aplicación ha sido un autoexamen de cómo voy mejorando, y las grandes oportunidades no han venido a la primera vez. He recibido muchos no, de tantos lugares que he aplicado que ya no me acuerdo de todos. Habían no que me desanimaban, pero siempre he tenido buena gente apoyándome, no han dejado que pierda la confianza en mí. Y si un SÍ aparecía, era como agua en el desierto. Son todos aquellos que han depositado mi confianza en mí, que me llenan de esperanza que los jóvenes sí podemos cambiar el mundo. Uno de ellos, es La Juventud Opina, al cual agradezco la oportunidad de formar parte de los Blogger 2014.

Los economistas nos enseñan a manejar grandes cantidades de dinero, y muchas veces lo podemos usar para nuestro bien personal. Pero también podemos usar nuestro conocimiento para impulsar iniciativas que impacten positivamente a la sociedad. Yo, yo decidí ser de estos.

Uno de los mejores consejos que recibí, fue de un apreciado catedrático quien me dijo: "Estás estudiando la carrera de Economía, no Economía a la carrera!" Y es que la paciencia y dedicación tienen su recompensa. Poco falta para dejar de ser una bachiller más, titularme como una economista y empezar otros caminos. Sueño con una maestría y un doctorado (¡Sí, quiero más años estudiando!) Y es que me reto a ser la mejor versión de mi misma. En mi área en específico, sueño con un mundo más sostenible, siendo las empresas los actores principales de ésta iniciativa. Sueño, sueño y sueño, pero también me levanto todos los días para acercarme un poco para ver ese sueño. Como lo he hecho por cuatros años y medio ya, para verme como una Economista.

Sean líderes, cada uno en su área, que el mundo, hoy más que nunca necesita jóvenes entusiasmados y luchadores por mejorar la situación. No dejen de soñar en grande, ni dejen que alguien les corte las alas a sus sueños. Lo que se les olvida decirnos de pequeños, es que los sueños no ocurren al despertarse, sino apenas empiezan allí, requieren mucho trabajo, una pila de fracasos que ayudan a alcanzar nuestras máximas metas. La clave está en tratar, tratar y tratar todos los días. No luches solamente por ti, pues allí no está el verdadero éxito, sino en luchar por los demás, por aquellos que no han tenido la oportunidad de estudiar. Sueña con dejar un legado, pero al mismo tiempo haz un plan de acción. Sé un megáfono, pero de mensajes de paz y bienestar. Lucha contigo mismo, sé tu amigo y no tu enemigo. La vida es corta, pero las ganas de vivirla al máximo son grandes.


educación El Salvador espanol Blogger 2014




comments powered by Disqus

Lee más

Share