Protestar no es un crimen

Publicado 7 de julio de 2014 Avatar Abraham Lezama R.

Avatar Abraham Lezama R. Ver Perfil
Se registró el día 2 de junio de 2014
  • 14 Artículos
  • Edad 19

El 12 de febrero de 2014, solo unos meses atrás, se levantó un gigante en las calles de las principales ciudades de Venezuela: los estudiantes.

Los estudiantes de todo el país nos unimos para celebrar el Día de la Juventud, y además protestar por los miles de problemas que aquejan a la población. Eran aproximadamente las 5:00 de la tarde cuando regresé a mi casa, con la cara y los brazos ardiéndome producto de “gas pimienta” que nos roció un sujeto a un grupo de estudiantes, pero estaba feliz, eufórico.

Solo bastaron dos horas para que esa euforia se acabara, llegaron las noticias a través de las redes sociales, porque la televisión no transmitía nada de lo que estaba pasando. En Caracas –capital de Venezuela- habían asesinado a Bassil DaCosta, horas más tarde a Robert Redman. Una profunda tristeza me invadió, los lloré. Pude haber sido yo o alguno de mis amigos, pero también me dolía porque Bassil y Redman salieron a marchar por las mismas razones que yo. Sentían al igual que muchos que el gobierno actual nos había quitado nuestro derecho a soñar, que nos había arruinado en parte la juventud.

Días posteriores siguieron las protestas, y con ellas las terribles noticias en las redes sociales. Detenciones, muertes, desaparecidos, torturas. Se habían violado los derechos humanos de miles de estudiantes, ¿Su delito? Salir el 12F a protestar.

Violación de derechos humanos

Marco Coello de 18 años de edad, estudiante de 5to año de bachillerato, detenido el 12F en Caracas, sigue aún detrás de las rejas esperando un juicio injusto. Se le acusa de incendio, instigación a delinquir y agavillamiento. Fue rociado con gasolina, golpeado brutalmente con un extintor de fuego y un bate y amenazado con arma de fuego junto a otros estudiantes. Mientras los compañeros de Marco Coello celebran su graduación, Marco ha perdido el año escolar, le han quitado su libertad.

Juan Manuel Carrasco de 21 años fue detenido el 13 de febrero en Valencia. Ya se encuentra en su casa pero enfrenta cargos por protestar. Su caso es uno de los más escalofriantes, demuestra la brutalidad policial y militar contra los protestantes, tanto así que fue reseñado en los últimos informes de Amnistía Internacional y Human Rights Watch. Juan Manuel fue violado brutalmente con un fusil. “Nos tiraron al piso y nos empezaron a pegar. Nos pegaban con la culata del arma, con tubos (…) Quedé inconsciente tres veces. (…) A mí me bajaron los bóxer y, no sé si fue con un fusil, lo que yo sí sé es que fue con una punta de hierro que me forzaron y me reventaron” dijo Juan M Carrasco en una entrevista.

Me es imposible no mencionar a Geraldín Moreno, quien murió tres días después de que un Guardia Nacional le disparara perdigones en la cara. Los asesinos de Geraldín están libres. Génesis Carmona, ex reina de belleza, también fue asesinada aquellos días de febrero en Carabobo. Los responsables también están libres. Marvinia Jimenez fue salvajemente golpeada con un casco por una mujer miembro de un cuerpo de seguridad ciudadana. Estos son solo algunas de las terribles violaciones a los derechos humanos en Venezuela.

Desde el 12F Para el 07 de junio de 2014 ha habido 3.118 detenidos en todo el país. De ellas, 223 son menores de edad. 1.982 personas procesadas penalmente. Más de 40 muertos y más de 30 casos de torturas.

La violación de los DDHH y la criminalización de las protestas populares parece ser una peste en Latino América por parte de los gobiernos. Un ejemplo claro: Venezuela, Brasil y Argentina.

Los jóvenes somos el futuro de nuestras naciones, por eso si queremos un futuro prometedor debemos empezar desde ya a trabajar por ello, rechazando toda injusticia que contrarié los valores y principios democráticos de una sociedad.

Nadie merece morir por querer un mejor futuro. Nadie merece ser torturado por exigir sus derechos. Nadie merece ser injustamente encarcelado por protestar, porque protestar no es un crimen.

Postdata: compartan y comenten sus opiniones. ¿Conoces algún caso de violación a los DDHH en tu país? ¡Seamos la voz de muchos!

Con información de:

-www.Foropenal.com -www.conflictove.org.ve http://www.conflictove.org.ve/derechos-humanos/relato-de-una-tortura-en-la-venezuela-de-maduro-reportaje-de-valentina-lares-martiz.html -Centro de DDHH de la Universidad Católica, Andrés Bello


juventud gobierno política espanol Venezuela protestas estudiantes Blogger 2014




comments powered by Disqus

Lee más

Share