Viajes, Amigos y Risas Recorriendo Sueños

Avatar Activista
Karla Escalante
Se registró el día 22 de febrero de 2017
  • 9 Artículos
  • Edad 22

Fotografía por Leandro Garrobo y Carolina Bech

Fotografía por Leandro Garrobo y Carolina Bech

“Lo dejamos todo en Argentina y salimos a recorrer nuestro sueño.” - Carolina

Caro y Leandro son una pareja de argentinos que, desde hace dos años y medio, recorren América en su kombi Jacinta. En ruta de Buenos Aires a Alaska, han vivido hasta la fecha en diez países de Latinoamérica. Viajando de día por costas, montañas y ciudades, durmiendo en el lugar que se pueda conseguir y trabajando como artesanos, cruzaron la frontera de El Salvador. Y una noche lluviosa de lunes, llegaron a mi casa… conectados por otros viajeros con mi hermano y su esposa. Les ofrecimos un lugar para dormir y reponer fuerzas rumbo a Guatemala; con la esperanza de contribuir un poco a su sueño, sin la más remota idea de que en los escasos tres días que se quedaron, inspirarían las más impensables aventuras y fraternas sonrisas.

“Todo lo que necesitamos para vivir está dentro de este vehículo.” - Caro y Leandro

Tras las puertas de su kombi volkswagen del 81 tienen su propio hogar, con cama, cocina y hasta una pequeña nevera. En el minimalismo del día a día han encontrado la forma de ser más amigables con el medio ambiente: en Panamá recibieron (como una especie de regalo) un panel solar que han colocado sobre el techo y que les provee de energía; con sus manos transforman material reciclado (como vidrio, cartón, papel o plástico) en las más hermosas piezas artísticas, cada una excepcional.

“Lo más difícil del viaje es dejar a las personas que conocemos en cada país. Cuando nos quedamos en una casa con familias o amigos que hicimos en el camino, es muy duro salir y dejarles” - Leandro

“Yo siempre lloro en las despedidas” - Caro

Cuando cruzan una nueva frontera, se enfrentan a la incertidumbre de lo desconocido; sin embargo, todo temor desaparece cuando reciben la primera sonrisa del contacto humano y descubren que en todos los lugares hay personas buenas, dispuestas a ayudarte. Incluso cuando no tienen ningún contacto previo, de pronto alguien los ve trabajar y terminan compartiendo comidas e invitándoles a quedarse en su casa. Porque cuando comienzan a escuchar la historia del chef y la maestra de biología que se subieron a una kombi sin ruta ni fecha de retorno, es imposible resistirse a conocerlos mejor y a pedirles que cuenten todas las anécdotas que recuerden.

“Un día tienes que ir al desierto de sal en Bolivia. Yo sé que un día vas a estar ahí.” - Leandro

Durante los tres días que estuvieron en casa, les mostramos lo más significativo de ser salvadoreño y de la historia de El Salvador. En paseos y pláticas hasta la madrugada, durmiendo poco y disfrutando de todo el tiempo juntos. Ellos, a cambio, sembraron en nuestros corazones el coraje para seguir los sueños propios, e ir donde siempre hemos querido ir.

Caro y Leandro se han ido, a buscar su sueño. Nosotros, fingimos ser fuertes para no llorar el último abrazo, para que su recuerdo final de nosotros fuera nuestra risa. Hasta siempre amigos, toda la suerte del mundo.


*Si vives en Norteamérica, México o Guatemala y quieres aportar a su sueño, puedes contactarlos en sus perfiles de redes sociales como “Recorriendo sueños”.





comments powered by Disqus