Yo creo en la libertad

Avatar Estudiante de Derecho
María Auxiliadora Ochoa
Se registró el día 16 de noviembre de 2015
  • 12 Artículos
  • Edad 21

Nació siendo Tomás Adrián y ahora es Tamara Adrián, aunque ante la ley sigue conservando su nombre nacimiento, como lo dice su cédula, su pasaporte, sus varios títulos universitarios y documentos de propiedad.

Es abogada. Trabajó en el Banco Central de Venezuela, fue asesora de la Comisión Nacional de Valores, consultora jurídica del Ministerio de Energía y Minas. Es profesora jubilada de la Universidad Católica Andrés Bello, su alma mater, de donde egresó con honores en 1976. Y aún imparte clases de obligaciones, derecho mercantil y mercado de valores en la Universidad Central de Venezuela y en la Universidad Metropolitana. Desde la década de 1980 está en el ejercicio privado.

Tamara Adrián es la primera diputada transgénero de América Latina, electa el 6 de diciembre de 2015 en Venezuela: uno de los tres países de la región que no tiene ley de identidad de género ni ha tenido la intención de aprobar una.

¿Cómo se define Tamara Adrián?

Como una mujer feliz, realizada, que quiere todavía hacer muchas cosas, más de las que quizás me permitirá hacer la vida.

¿Qué es lo que más le apasiona?

Creo que es el reto, hay gente que le tiene miedo y se paraliza ante estos, pero yo creo que no hay nada que me motive más que los retos y las dificultades, hay gente que se “achicopala” cuando las cosas se ponen difíciles, yo por el contrario, tiendo a crecer en esos momentos.

¿Por qué pelea Tamara como abogada?

Por todas y todos. Aunque vengo de una familia de abogados, podría decir que el derecho fue mi herencia, pero cuando entendí que podía estudiarlo, creció mi búsqueda por la equidad y la igualdad.

¿Por qué lucha como mujer?

Lucho contra las violencias, contra las segregaciones, contra las exclusiones, contra la dominación hegemónica de los cuerpos, que es el arma que ha tenido históricamente el machismo para someter a la mujer a través de la ley, en el caso de la medicina, impidiéndole por ejemplo el aborto o los métodos anticonceptivos y sometiendo su cuerpo a torturas, inclusive a vejámenes y violaciones, pero más recientemente en otros países donde se obliga a las mujeres a llevar un velo y túnicas. Las veces que he tenido que ir a los países islámicos integristas, siempre me causa un gran trauma ver a los “machos machitos” vestidos cómodamente, mientras las mujeres se sofocan del calor con aquella cantidad de trapos.

¿A qué le teme Tamara Adrián?

A la ignorancia. Yo creo que el flagelo mayor del ser humano es la ignorancia, sobre todo cuando estas se acompaña con poder, ese ha sido el flagelo que ha impulsado las guerras, todas las destrucciones, y que lleva siempre a todas las desgracias humanas.

¿Qué le diría a los jóvenes del mundo?

Que luchen, que estudien y que se preparen para el futuro que se les viene encima. No tienen una tarea fácil, reconstruir una sociedad que poco a poco hemos ido destruyendo. Les diría que tengan fe en ellos mismos y en su capacidad para triunfar pero sobre todas las cosas, que sean ellos mismos y no tengan miedo de expresar su propia libertad.






comments powered by Disqus