La Educación

© UNICEF/NYHQ2011-0025/Frederic Sautereau


¿Por qué no pueden ir a la escuela todos los niños?

Todos los niños tienen derecho a recibir una buena educación pero millones de ellos no llegan a recibirla. La educación no sólo va dirigida a encontrar un buen trabajo. Una persona que haya recibido educación es más probable que tenga plena conciencia de sus derechos y esté más capacitada para asegurarse de que éstos sean respetados. La educación ofrece a las personas opciones, además de la confianza para beneficiarse de dichas opciones.

La educación es importante no sólo para el individuo sino para los miembros de la comunidad a la que pertenece. Por ejemplo, una estudiante puede compartir con su familia lo que ha aprendido sobre cómo mantenerse sano. Puede asesorar a sus amigas sobre cuestiones de seguridad. Se encontrará en una posición mejor para ser un miembro activo y participativo de su comunidad y quizás pueda incluso convencer a otra persona de la enorme importancia de que todos niños reciban educación. Al mismo tiempo, estará ejerciendo su derecho a la educación, derecho que está definido en la Convención sobre los Derechos del Niño.

¿Por qué algunos niños y niñas no pueden asistir a la escuela?

Éstas son algunas de las razones por las que quizás tantos niños y niñas no pueden ir a la escuela:
  • La pobreza: Las familias no siempre se pueden permitir hacer frente a los gastos de matrículas y uniformes, o necesitan que sus hijos trabajen para contribuir a los ingresos familiares.
  • La seguridad: A veces las familias prefieren que sus hijas e hijos se queden en casa si para ir a la escuela tienen que recorrer solos un camino demasiado largo o peligroso. Otro motivo de preocupación puede ser el temor a la intimidación, acoso sexual y violencia, especialmente en el caso de las niñas.
  • Las tradiciones locales: En algunos países, las familias ponen más interés en que sean los niños quienes estudien y creen que no es importante que las niñas lo hagan. También se puede forzar a las niñas a casarse muy jóvenes, abandonar la escuela y dedicarse por entero a las tareas del hogar.
  • Las emergencias: Los conflictos, las crisis económicas y los desastres naturales impiden que millones de niñas y niños de todo el mundo reciban educación.

Otras formas de educación

Casi siempre se piensa en la escuela cuando se habla de educación, pero también hay otros medios de aprendizaje:
  • La educación no académica implica aprender a través de actividades organizadas fuera de la escuela. Por ejemplo los adolescentes que se ofrecen voluntariamente en su comunidad, o forman parte de una organización juvenil, aprenden técnicas organizativas y de liderazgo.
  • La educación no estructurada se adquiere hablando con los amigos o los padres y madres. Por ejemplo, se pueden obtener conocimientos sobre asuntos tan importantes en la vida como la prevención del VIH, tratándolos con los amigos.

Los dispositivos de la didáctica no parametral como una posible estra...

A través del tiempo, la escuela desde sus diferentes modelos y enfoques ha manejado algunos dispositivos, con los cuales se pretendió educar de forma ideal a los niños y a las niñas para la sociedad de acuerdo a sus concepciones. De esta forma, al ser la pedagogía tradicional uno de l...

Lee más

¿Qué futuro dejaremos a nuestros niños y jóvenes?

México encabeza la lista de países con mayores índices de pobreza infantil de UNICEF. A pesar q...

Lee más


¿Es posible pensar otra escuela?

¿Es posible pensar otra escuela? Nuestro mundo ha estado y está en constante cambio. No podemo...

Lee más

Ahora puedes ser Bloguero de La Juventud Opina

¡Es tu oportunidad de participar en una pasantía para convertirte en Bloguero de "La Juventud Op...

Lee más


Convertid vuestros discursos en acciones. Queremos hechos, no palabras...

Estimados políticos,

 Tengo 25 años y soy una profesora que quiere seguir satisfaciendo...

Lee más

El hombre y la bioetica

El hombre El hombre habita, comparte, asimila, manifiesta, interactúa, e interpreta en p...

Lee más


Juntos hacemos la diferencia

Mi nombre es Sandra; tengo 16 años, vivo en el Barrio San Blas, en San Miguel, Buenos Aires, Arge...

Lee más

El día que la violencia desapareció

Hasta hace un año, viví sin ningún tipo de preocupación. Mi vida giraba en torno a un grupo re...

Lee más


La música para la esperanza

El arte que inspira a gente en todo el mundo a para que utilice su talento y energía para el proc...

Lee más

“Vivo preocupado y me siento atado de manos”

Vivimos en un mundo en el cual debemos esforzarnos cada día por lograr una sociedad mejor, la mis...

Lee más


ver más