Panorama general

© UNICEF/NYHQ2010-2753/Bill Diggs


Nunca antes el mundo había reconocido los derechos de la infancia y la juventud como lo hace hoy en día. Y además, los niños, las niñas y los jóvenes tienen una función muy activa que desempeñar para la puesta en práctica de estos derechos. 

La Convención sobre los Derechos del Niño

Los derechos de la infancia aparecen descritos en la Convención sobre los Derechos del Niño, el tratado de derechos humanos más ratificado (con fuerza jurídica) de todos los tiempos. En 1989, los dirigentes mundiales decidieron que los niños y las niñas necesitaban una convención exclusivamente para ellos porque los menores de 18 años (niños y niñas) requieren a menudo una atención y protección especiales, lo que no ocurre en el caso de los adultos. Las autoridades trataron de garantizar que el mundo reconociera que los niños y las niñas tienen también derechos humanos.

¿Qué son los derechos humanos?

Los derechos humanos se aplican a todos los seres humanos en todas las partes del mundo, y son derechos inherentes a la persona. Se basan en el respeto a la dignidad y el valor de todos los individuos.

En otras palabras, las características necesarias para tener derechos humanos se limitan a ser una persona. Por ello, tanto si eres un jefe de estado o un pordiosero que mendiga en la calle, una estrella de la música o un trabajador de una fábrica, un corredor olímpico o una persona en silla de ruedas; cualquiera que sea tu raza, tu color, tu género, tu idioma, tu religión, tus opiniones, tus orígenes, tu riqueza, tu nacimiento o tu capacidad, te corresponden estos derechos fundamentales.

Todos con una misma camiseta

"Para ser escuchado, primero hay que haber oído" José Pékerman, Director técnico selección Co...

Lee más

¿Qué soy en la política?

Hace pocos días, alguien se acerco a mi preguntándome ¿Que era en la política? ¿De que lado e...

Lee más


¿Qué futuro dejaremos a nuestros niños y jóvenes?

México encabeza la lista de países con mayores índices de pobreza infantil de UNICEF. A pesar q...

Lee más

No podemos vivir por dinero

No me refiero a que no podamos usar el dinero para vivir, quiero decir que muchas veces lo empleam...

Lee más


¿Es posible pensar otra escuela?

¿Es posible pensar otra escuela? Nuestro mundo ha estado y está en constante cambio. No podemo...

Lee más

Convertid vuestros discursos en acciones. Queremos hechos, no palabras...

Estimados políticos,

 Tengo 25 años y soy una profesora que quiere seguir satisfaciendo...

Lee más


La realidad: aún falta mucho por hacer

Hola soy Paula Romero tengo 16 años y soy de Ecuador. En mi país existen muchos cambios positi...

Lee más

El hombre y la bioetica

El hombre El hombre habita, comparte, asimila, manifiesta, interactúa, e interpreta en p...

Lee más


Juntos hacemos la diferencia

Mi nombre es Sandra; tengo 16 años, vivo en el Barrio San Blas, en San Miguel, Buenos Aires, Arge...

Lee más

El día que la violencia desapareció

Hasta hace un año, viví sin ningún tipo de preocupación. Mi vida giraba en torno a un grupo re...

Lee más


ver más