Ellas también tienen derecho

Publié 26 février 2013 no picture

Inscrit le 15 janvier 2012
  • 69 Articles

"Mi padre me obligó a abandonar mis estudios cuando estaba en sexto grado ya que la escuela se encuentra bastante lejos de casa y le preocupaba que pudieran agredirme o secuestrarme durante el trayecto. El hecho de sacar muy buenas notas no le detuvo.

Fui obligada a comprometerme con mi primo pero estoy planeando acabar con dicho compromiso ya que él no me gusta y, además, soy muy joven para casarme.

Ojalá pudiera volver al colegio y estudiar medicina. Ojalá fuera un chico para poder conseguir mi sueño."

Este es el testimonio de Walaa de 12 años en El Cairo, Egipto. Al igual que Walaa, 66 millones de niñas en el mundo no van a la escuela, de acuerdo a la organización no gubernamental Plan.

Mediante la campaña 'POR SER NIÑA', esta organización promueve la lucha contra la desigualdad de género y los derechos de las niñas en miras a sacarlas de la pobreza.

En los países en desarrollo, las niñas son las que más sufren la pobreza. El hecho de ser niñas, hace que sean las primeras en tener que dejar sus estudios para trabajar o enfrentarse a matrimonios arreglados que les impiden continuar su educación y tener acceso a un futuro mejor.

Según el informe "Completar la Escuela. Un Derecho para Crecer, un Deber para Compartir" de UNICEF y la UNESCO, los niños, niñas y adolescentes indígenas, afrodescendientes, con discapacidades o que viven en zonas rurales están en mayor riesgo de exclusión o rezago escolar. El informe también evidencia una clara vinculación entre el trabajo infantil y la asistencia a la escuela. Además, en algunos países los niños y niñas afro-descendientes atraviesan más frecuentemente situaciones de ingreso tardío y fracaso escolar. Las niñas que pertenecen a muchas de estas comunidades, tienen por lo tanto una doble condición de vulnerabilidad, reflejada en la vulneración de sus derechos más básicos, como el acceso a la educación.

Es la educación la herramienta básica con la que vamos a hacer frente a las desigualdades sociales en América Latina y por eso, el garantizar el acceso a la escuela de las niñas, debe ser también una prioridad abordada de manera integral que incluya educación, salud y nutrición y un compromiso de todos y todas.

Imagen: © UNICEF/NYHQ2012-1860/Tanya Bindra




comments powered by Disqus

En Savoir Plus

Share