Orange Day: 25 de noviembre. Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Publié 25 novembre 2013 no picture Raquel Jorge

no picture Raquel Jorge Voir le Profil
Inscrit le 8 juillet 2013
  • 8 Articles
  • Age 19

International Day for the Elimination of Violence against Women. Naciones Unidas.

International Day for the Elimination of Violence against Women. Naciones Unidas.

¡Hoy es el día, hoy es el Día Naranja (Orange Day), el cual celebramos el 25 de noviembre! Desde 2008 con la creación de UNiTE para el Fin de la Violencia contra las Mujeres gracias al Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, ha habido campañas fomentando planes para disminuir y extinguir la violencia de género para eliminar las desigualdades, con la finalidad de promover el derecho civil, criminal, penal y procesal, favoreciendo a la persona afectada, y penalizando a los atacantes.

Las víctimas sufren la presencia de convencionalismos y estereotipos sobre la masculinidad y la feminidad, y éstos establecen diferencias que, en consecuencia, aparecen posteriormente. Estos efectos se integran en la mentalidad y en las sociedades y es este momento cuando el sexismo surge. Dentro de esta escala de características, hay algunos aspectos que oscilan de lo social hasta lo personal: por ejemplo, cuando las mujeres no pueden conducir en un país concreto, o cuando es forzada a hacer las tareas domésticas sola debido al patriarcado.

Por tanto, la consecuencia directa es la aparición de una subestimación, cuyo resultado es la formación de una cadena de imperativos impuestos los cuales acaban siendo parte de la vida de muchas personas. Por esta razón, los roles y el estatus son definidos por criterios de diferenciación, las actividades de la vida cotidiana, e incluso, en cargos públicos en los cuales las mujeres dependen del hombre.

Así, las personas subordinadas están sujetas a aquellos que tienen el poder y la fuerza. Cuando hay reivindicaciones por esta situación (incluso sin dichas demandas), los hombres usan su fuerza contra ellas.

En consecuencia, las mujeres han estado sufriendo la violencia desde los principios de la Humanidad en todas sus formas y contextos históricos. Algunas de ellas, ante su situación, han decidido trabajar como prostitutas, por ejemplo, y todas estas situaciones han dado lugar a nueva degeneración de la consideración de la mujer, porque la idea de inferioridad se perpetúa. No obstante, es un efecto producido a causa de la desesperación y necesidades de las mujeres, o incluso por una obligación.

Por esta razón, debemos tener en mente la idea presente de la violencia contra las mujeres, y tenemos que conocer todas las innumerable razones que han causado esta situación en sus diversas formas. Porque, con un conocimiento de todas ellas, seremos capaces de promover acciones en nuestras casas, colegios y universidades, ciudades, gobiernos, hombres y mujeres, gente famosa, ONG’s y organizaciones públicas y privadas.

Pero, no sólo debemos tener en cuenta este tipo de violencia contra las mujeres, ya que también hay hombres que sufren esta violencia por todo el mundo: las estadísticas muestran que en América Latina, algunas zonas de Estados Unidos y en diversas naciones de Asia, los hombres han sufrido en alguna ocasión la violencia. Puede ser producido por sus vidas en barrios peligrosos (y con la consiguiente violencia tanto en mujeres como en hombres) o por situaciones de poliandria (cuando una mujer se casa con más de un hombre), concepto que es distinto de poliginia (cuando un hombre se casa con más de una mujer), pero que ambos constituyen la conocida “poligamia”, que puede dar lugar a conflictos entre los esposos/as rivales o una idea de superioridad en la persona que se ha casado con otros.

Las mujeres sufren la violencia a lo largo de todo el mundo, especialmente en países poco desarrollados (en algunas naciones de África, Asia y América Latina), y esta violencia ha aumentado entre gente joven, incluso en sociedades multiculturales.

En conclusión, nosotros somos los agentes del cambio, y tanto la educación, que es la principal herramienta para concienciar a la gente desde que son pequeños, como la acogida de gente que ha sufrido alguna vez la violencia, son importantes para protegerles y para ser las personas claves en el planteamiento de soluciones frente a una situación que está disminuyendo poco a poco, dependiendo del tipo de mentalidad.


agentes de cambio jovenes participación juventud mujeres




comments powered by Disqus

En Savoir Plus