"Prefiero no saberlo."

Publié 27 avril 2013 Avatar Alfonso Ponce

Avatar Alfonso Ponce Voir le Profil
Inscrit le 5 décembre 2011
  • 20 Articles

http://25.media.tumblr.com/5df66f1b8335618f6a352cd3130d60b8/tumblr_mlwbgiKXne1r7d99to1_1280.jpg

Lien: Fotografía de G.M.B. Akash.

Fuente: <Fotografía de G.M.B. Akash.>

Nosotros, los seres humanos, somos consumidores por excelencia y en un mundo globalizado, es normal que las cosas que cotidianamente usamos provengan de otro país, pero ahora les quiero hablar de sus ropas, ¿Saben de donde provienen las prendas de su armario?, ¿Saben quiénes hicieron sus prendas?. La respuesta a estas dos interrogantes para la mayoría de la población será ¡NO!. La verdad son datos que no se nos pasa por la cabeza preguntar y ni por simple curiosidad revisamos la etiqueta.

Solo imagine que al año se producen millones de prendas de vestir en el mundo, la mayoría proviene de Asia Meridional, especialmente de Bangladesh, India y Pakistán, donde el 80% de sus exportaciones son gracias a esta industria y por la confección a bajo costo. Confección a bajo costo implica, insensibilidad de la industria, menos paga para los trabajadores, lugares inadecuados para trabajar, menos medidas de seguridad; para el otro lado, precios más altos de las prendas, enriquecimiento inequitativo, en pocas palabras no existe comercio justo. La mayoría de los países en donde se fabrican los textiles que más se comercializan en el mundo, son países pobres, con personas a las que la necesidad los empuja hacia la incursión en este sector sin importarles las condiciones y los contratos, todo sea por conseguir dinero y mantener a sus hogares. Uno de los ejemplos fue el derrumbe del edificio 'Rana Plaza' en Bangladesh el miércoles de esta semana, una tragedia que deja hasta hoy 273 muertos y reactiva el debate de las condiciones laborales de las compañías occidentales en este país.

La sociedad en la que vivimos no nos exige vestirnos de Prada, no nos dice que marca debemos de utilizar para encajar, pero lamentablemente la motivación de voltear la vista está allí. Muchas veces en Tv he podido escuchar en algunos comerciales como alguien dice: Me declaro un esclavo de la moda, sin darse cuenta que los verdaderos esclavos de la moda son los niños de Bangladesh. Gran parte de las personas que conforman el conjunto de mano de obra son niños de 6-12 años de edad, que han sido forzados por sus familias a trabajar o niñas que han sido vendidas por unas cuantas monedas y que por 'suerte' terminaron allí y no en prostíbulos.

Sin embargo, la industria de la moda es una de las industrias que mueve millones de rubros al año, que sigue creciendo y más superficial se va volviendo. Sé que ninguno de ustedes se ha puesto a pensar en esto, pero ahora les puedo decir que detrás de cada prenda que usamos se esconde una historia, se esconde el dolor de alguien que fabricó esa prenda y que algún día sueña poder usar una igual. Alguien que recibe un trato inhumano, pero que con sus fuerzas y ganas fabrica algo de calidad. ¿Será una excusa para valorar esa prenda? puede ser, pero es una razón más para pensar en ellos por un instante y tratar de hacer algo por ellos. No les puedo decir que dejen de comprar prendas de estos lugares, aunque sería una buena manera de que las empresas valoren a sus trabajadores, pero a la vez millones quedarían desempleados. Esta es una labor que le compete resolver a las autoridades de estos países. Mediante las redes sociales se puede hacer presión y eco de esto, pero siempre será la misma población la que debe de exigir lo que sus ciudadanos merecen: respeto, protección y garantías.

"Los seres humanos no son esclavos, no son mercancía. Los seres humanos, son seres humanos."

Alfonso Ponce. La Nación de los Jóvenes. (lanaciondelosjovenes@gmail.com)

Guayaquil-Ecuador.




comments powered by Disqus

En Savoir Plus