Reducir la Mortalidad Infantil: Sí se puede

Publié 11 juin 2012 User_image_bg agaviria


Cada año millones de niños mueren por causas que como sociedad tenemos ya el poder de prevenir y por enfermedades que ya tenemos la capacidad de tratar. Tenemos la tecnología, sabemos cómo y tenemos la responsabilidad de cumplir con nuestro compromiso de dar a todos los niños sin importar su nivel económico, una oportunidad justa para sobrevivir y prosperar.

La brecha de la mortalidad infantil entre países ricos y países pobres sigue siendo grande, sin embargo hay evidencia clara y convincente de que las tasas de mortalidad infantil en los países en vía de desarrollo pueden reducirse a niveles cercanos a los de los países más ricos, mediante intervenciones efectivas y de alto impacto, en los niños que más lo necesitan y sus familias.

La mortalidad infantil ha disminuido sin precedentes durante las dos últimas décadas en las que la cantidad de muertes de menores de cinco años se ha reducido de más de 12 millones en 1990 a 7,6 millones en 2010 y esto es prueba de que es posible disminuir la mortalidad infantil.

Se ha hecho mucho pero queda todavía más por hacer: acciones concretas como el empleo de productos simples y económicos para brindar tratamientos, pueden evitar la muerte de millones de madres y niños. A nivel mundial, unas 800 mujeres mueren diariamente debido a complicaciones del alumbramiento, como la hemorragia y la eclampsia materna, y todos los años mueren de neumonía más de 1,3 millones de niños y niñas y más de 8 de los 136 millones de mujeres que dan a luz sufren pérdidas excesivas de sangre en el alumbramiento. Son todas complicaciones que con los medicamentos adecuados pueden ser tratadas.

Un servicio sanitario eficiente que preste servicios a la población de manera equitativa, podría ser definitivamente un buen comienzo para salvar y mejorar la salud de las mujeres, los niños y los jóvenes de muchos países en vía de desarrollo.

El compromiso se renueva y muchas personas/instituciones y gobiernos se suman a los esfuerzos por prevenir la mortalidad infantil. "Una promesa renovada: Comprometidos con la superviviencia de los niños" es la nueva campaña de Unicef junto a otras agencias de naciones unidas para impulsar la movilización del sector público, privado y de las organizaciones de la sociedad civil hacía la reducción de la mortalidad infantil y maternal y apoyar a los distintos países a alcanzar los objetivos del milenio 4 y 5 para el 2015.

Y tú cuáles crees que son las acciones concretas que se deben tomar para disminuir la mortalidad de madres y recién nacidos? Sigue más actualizaciones en La Juventud Opina y a través del hashtag #promise4children en Twitter.

Imagen: Una enfermera registra la huella de un recién nacido justo después de su nacimiento en Beijing, China. © UNICEF/NYHQ1993-0407/Roger LeMoyne China, 1993




comments powered by Disqus

En Savoir Plus

Share