Aprender a vivir

Post
Imagen
Disfruta la vida

Durante la cuarentena todos hemos pasado por muchos momentos, el primero de ellos, la resignación de saber que teníamos que quedarnos en casa para poder protegernos del virus, ya que si salíamos estaríamos en riesgo, cerraron escuelas, centros comerciales, tiendas, lugares de trabajo, etc. Y al parecer la mayoría de las cosas seguían bien.

Luego, tuvimos que comenzar a aceptar muchos de los cambios que estaban sucediendo en nuestras vidas, tal vez tuviste que dejar tu trabajo, dejar tu país, separarte de tu familia, cambiarte de escuela, no ver más a tus amigos, perdiste algún familiar o ser querido, etc.

A muchos les comenzó a afectar el cambio tan repentino de estilo de vida, se empezó a crear un sentimiento de miedo, incertidumbre, incluso de tristeza, nos comenzamos a preguntar ¿qué pasará?, ¿todo estará bien?, y es ahí donde comenzó todo, cuando empezamos a extrañar nuestras vidas de antes.

Y ahí es donde nos empezamos a cuestionar ¿estábamos disfrutando cómo era nuestra vida? y te das cuenta que no, y esto nos lleva a pensar que no estamos viviendo la vida en el aquí y ahora, que simplemente estamos dejando pasar los buenos momentos en el presente por estar deseando cosas o por estar lamentándote por cosas que ya sucedieron.

Hay una frase de Anna Eleanor Roosevelt que dice: “El ayer es historia, el mañana es un misterio, el hoy es un regalo, por eso se llama presente” y es una frase muy representativa de lo que estamos viviendo, no podemos recuperar nuestra vida de antes, no podemos estar esperando que suceda lo que queremos, por lo tanto nos queda vivir y disfrutar cada momento de nuestro presente, en el cual, a veces hay días buenos y otros no tanto, pero sin duda de todos aprendemos, en esta cuarentena, muchos han aprendido a cocinar, otros han aprendido a usar la tecnología, otros han descubierto nuevos talentos o habilidades y pasatiempos.

Y eso es lo importante, que aprendamos a vivir en el aquí y ahora, que disfrutemos de los buenos momentos y que aprendamos de los momentos difíciles, ya que todas las piedras que se atraviesan en tu camino, son pasos hacia tu destino.

Y en esta parte encontramos y logramos relacionar que algo tan terrible como la pandemia claramente trajo cosas malas, pero también trajo cosas muy buenas, y en lo personal, la mayor enseñanza que me trajo fue, que después de tantos momentos vividos y de un sube y baja emocional es que “aprendí a vivir”.

 

Blog
México