Ciberbullying

Post
Imagen
Niño asustado por el ciberbullying

Ciberbullying es el uso de tecnología para fastidiar, amenazar y avergonzar a otra persona. El comportamiento agresivo en línea, se relaciona con el bullying o acoso físico. Usualmente en el ciberbullying el acosador utiliza medios electrónicos para intimidar a otra persona.

Las formas de ciberacoso son tan variadas y casi cualquier joven con una conexión a internet y un aparato tecnológico puede realizar ciberbullying. Con el uso de la tecnología, el acoso no se limita a los salones o patios escolares, ya que puede ocurrir en cualquier lugar y hora a través de teléfonos inteligentes, computador, correo electrónico, mensaje de texto y redes sociales.

El acoso cibernético puede incluir publicar información personal, fotografías, videos sin permiso, crear contenido como páginas y perfiles en redes sociales con el propósito de avergonzar a una persona. Difundir mentiras, rumores, exponer secretos, enviar mensajes que amenazan con daño físico o comentarios negativos en línea que se centran en el género, la religión, la orientación sexual, la raza o las diferencias físicas y que son formas de discriminación a menudo utilizadas por el acosador.

 ¿Cuáles son las consecuencias del ciberbullying?

El ciberacoso puede ocasionar situaciones graves en la salud emocional y psicológica de los niños y jóvenes.

El estrés de estar en un estado constante de malestar o miedo puede conducir desordenes en el estado de ánimo, el nivel de energía, el sueño y el apetito. También puede hacer que alguien se sienta nervioso, inseguro o triste. Si ya se está deprimido o ansioso el ciberbullying puede empeorar las cosas.

Existe un mayor riesgo de desarrollar problemas con la salud mental como depresión, baja autoestima, ansiedad o transtorno de estrés postraumático de inicio de edad adulta, incluso en casos más graves el ciberbullying puede conducir al suicidio.

¿Cómo lidiar con un acosador?

No existe una solución simple para el acoso en línea y para tratar a un acosador, pero tampoco hay razón para que se tolere algún tipo de intimidación o violencia en línea.

¡No es tu culpa! No importa lo que diga o haga un acosador, no debes avergonzarte de quién eres o de lo que sientes, el acosador es la persona con el problema, no tú. 

Intenta ver el acoso desde una perspectiva diferente. El acosador es una persona infeliz y frustrada, que quiere tener control sobre tus sentimientos para que te sientas tan mal como ellos. No lo permitas, no le des la satisfacción. Intenta concentrarte en las experiencias positivas de tu vida. Hay muchas cosas increíbles sobre ti, eres una persona importante, así que no permitas que esa situación te afecte. 

Si sientes que el acoso cada vez es más infalible y no logras estar bien, puedes buscar ayuda. Coméntale a alguien de tú confianza, habla con esa persona para que juntos busquen una solución y que la intimidación termine. Lo importante es que no te sientas solo y encuentres seguridad.

¿Cómo podríamos prevenir el Ciberbullying?

La monitorización y vigilancia de cambios de hábitos y del uso de dispositivos con acceso a internet, faltas de asistencia a clase, abandono de actividades que solía hacer, reducción drástica del rendimiento escolar, pueden ser indicativos que un niño este sufriendo ciberacoso.

Promovamos un ambiente seguro y amable en línea. No realices en internet actividades que no quisieras que te hicieran.

Muestra tu empatía en línea hacia alguien que es víctima de ciberbullying. Puedes ayudarla no compartiendo contenido en el que observes que está siendo intimidada.

No seas participe del ciberacoso, en cambio reporta algún tipo de violencia en los sitios web donde se puede públicar tal contenido.

Referencias:

https://www.helpguide.org/articles/abuse/bullying-and-cyberbullying.htm

https://kidshealth.org/es/teens/cyberbullying-esp.html

Imagen
¡Se amable en línea!
Artes visuales
Honduras