Día de la Tierra y COVID-19: ¡La conversación sobre el medio ambiente debe continuar!

Post
Imagen
Climate Justice Sign, climate strike

Escrito con la colaboración de: Joseph Wilkanowski, Kate Yeo, Theresa Rose Sebastian, Ilana Zeitzer, Aman Sharma, Ayisha Siddiqa and Sofía Hernández.

A pesar de que el mundo se ha detenido, los jóvenes activistas de todo el mundo seguimos defendiendo la causa de un futuro y un planeta mejores. ¡Porque tenemos que hacerlo!

Algunos pueden llamarnos alarmistas. Otros, histéricos. Algunos pueden decir que deberíamos emplear todos los recursos en la batalla contra el COVID-19. Pero la realidad es que mientras estamos encerrados, los problemas sociales y ambientales continuan a nuestro alrededor.

De hecho, la situación actual del mundo es un avance del futuro que nos espera si no tomamos en serio la crisis del medio ambiente.

El COVID-19 es sólo la punta del iceberg si seguimos emitiendo CO2 a la velocidad que lo estamos haciendo. Christiana Figueres, ex secretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio del Medio Ambiente, dijo: "La crisis del COVID es una amenaza pero no es no comparable con el peligro que representa el cambio exponencial del medio ambiente. La crisis del COVID es una amenaza para cada vida individual. El cambio medio ambiental amenaza la existencia de toda la humanidad".

¿Imaginan un mundo con nuevos virus desconocidos por la humanidad y pandemias diez veces peores que la que estamos enfrentando actualmente? En este momento estamos poniendo en cuarentena las comodidades de nuestros hogares, pero ¿qué pasa si los desastres naturales los destruyen? Es difícil alimentarnos ya que las tiendas de comestibles están vacías y la producción es más lenta, pero ¿qué pasa si las plantas no crecen y la comida no se puede producir? ¿Estamos preparados?

La respuesta sencilla es “no”. Esto, que ya está sucediendo, volverá a pasar si no enfrentamos la crisis del medio ambiente.

Los que viven en la pobreza son los más afectados y en riesgo frente a esta pandemia. Sin embargo, la llegada de la pandemia no significó que las violaciones de los derechos humanos, las guerras, las persecuciones y los efectos del cambio medio ambiental cesaran.

Los que viven en la pobreza son los más afectados y en riesgo frente a esta pandemia. Sin embargo, la llegada de la pandemia no significó que las violaciones de los derechos humanos, las guerras, las persecuciones y los efectos del cambio medio ambiental cesaran.
Imagen
George Zhang, a climate activist
Activistas como George Zhang, de Estados Unidos, están llevando sus protestas a internet.

Comunidades vulnerables bajo amenaza

En este preciso instante, las comunidades indígenas del Amazonas están amenazadas por inundaciones y derrames de petróleo. Las comunidades locales en Tailandia están luchando contra incendios forestales. Las comunidades están sufriendo por el encierro mientras se ven afectadas por la crisis del medio ambiente. De hecho, algunas de las comunidades más amenazadas por el COVID-19 son también las más vulnerables al cambio ambiental.

El COVID-19 ha demostrado lo desigual y vulnerable que es nuestra sociedad, que excluye sistemáticamente a migrantes y refugiados, comunidad LGBTQ, mujeres, ancianos y personas con discapacidad. 

Hay algo que debemos tener en cuenta y es que la crisis de salud mundial que estamos presenciando viene a unirse a otras que ya teníamos. Todas deben ser considerarse como lo que son: crisis. 

Es por eso que We The Planet está organizando una protesta digital global el 22 de abril por el quincuagésimo aniversario del Día de la Tierra. Nuestra campaña tiene como objetivo movilizar a individuos, a activistas tanto del medio ambiente como a otros y a organizaciones, para que hagan compromisos individuales y de grupo por el Día de la Tierra, porque, si bien estamos atravesando otra crisis, la del medio ambiente no ha desaparecido.

Sigamos hablando del medio ambiente

Nuestra misión es continuar hablando sobre justicia para el medio ambiente. Queremos no solo hablar sobre la crisis ambiental, sino también actuar. No hay manera de impedir que las temperaturas en la Tierra aumenten a menos que veamos en eso una emergencia, y nos unamos para combatir la crisis del medio ambiente.

El Coronavirus nos ha demostrado que podemos unirnos en torno a un problema común. Nos ha demostrado que la solidaridad y la acción directa y rápida son las únicas maneras de hacer frente a una crisis.

Vemos gobiernos en dificultad porque esperaron demasiado tiempo y no estaban preparados. Por eso simplemente no podemos esperar más para actuar sobre la crisis del medio ambiente. Se nos está acabando el tiempo.

Nuestra campaña reconoce que para que haya justicia medio ambiental, necesitamos un cambio tanto sistémico como individual. Sin uno, no podemos tener el otro.

Si bien seguimos impulsando el cambio con nuestras pequeñas acciones, tenemos que ser cautelosos de no apoyar en exceso la acción individual, a riesgo de descuidar el cambio sistémico, o viceversa.

Más que unirnos y comprometernos con el medio ambiente en el Día de la Tierra, lo que realmente necesitamos es esforzarnos en cumplir esos compromisos.

Blog