Llorar no tiene género.

Post
Imagen
Llorar no tiene género.

Llorar no tiene género. 

Cuando somos bebés creo que lo primero que aprendemos a hacer es a llorar, lloramos buscando consuelo de parte de los brazos de nuestra madre. Pero lamentablemente cuando crecemos creemos que nos debemos comenzar a ocultar cuando lloramos, creemos que nadie debería de llorar y mucho menos ser consolados. 

Para ser sincera llorar cuando estoy en la universidad es algo que lo hago con frecuencia. Lloró sobre mi mamá hasta quedarme dormida mientras le digo lo  cansada que me siento mentalmente y físicamente. 

Hace unos días vi llorar a mi papá, verlo me hizo llorar a mi, es un hombre que ha ocultado sus sentimientos pero los mostró en esa ocasión. Mi hermana llora cada que sufre una crisis de ansiedad y ataques de pánico y soy yo la que me siento a su lado y espero a que se calme y así poder hablar para mejorar la situación. 

Cuento esto porque creo que es sumamente necesario dejar de catalogar el llanto por género. Las mujeres lloramos porque tenemos sentimientos y los hombres lloran porque tienen sentimientos. El llorar y dejar caer lágrimas por tu rostro, gritar y sentir como adentro algo se libera en ti es de humanos, porque es de humanos tener sentimientos y llorar es un sentimiento. 

Lloramos no porque seamos débiles, lloramos porque algo nos duele y nos pesa, lloramos porque nos cansamos, lloramos porque limpiamos nuestro corazón y alma cuando lloramos. Llorar incluso a veces es de felicidad, llorar al final es un sentimiento que nadie debería de ocultar en razón de miedo de que te digan “débil” no es debilidad es HUMANIDAD y creo que muchos necesitamos humanidad para cambiar este mundo. 

Porque no somos máquinas que no tengamos sentimientos, no somos máquinas que no sufrimos. Somos humanos y así como tenemos alegría; la tristeza, decepción y cansancio viene con nosotros y muchas veces se manifiesta con llanto. 

Nadie debería retener esa emoción porque la sociedad no le agrada. Ningún hombre debería detener su llanto por temor a ser llamado débil, ninguna mujer debería dejar de llorar para verse fuerte. 

Somos fuertes por ser humanos pero llorar es parte de nuestra naturaleza, algo que no debería de ser cambiado por una opinión de la sociedad tergiversada en necesidad de ocultar sentimientos. 

Llorar NO es de máquinas, llorar es de humanos, llorar nos muestra que tenemos humanidad.

 

Instagram: @male.dd

Twitter: @malee_dd

Llorar al final es un sentimiento que nadie debería de ocultar en razón de miedo de que te digan “débil” ,no es debilidad es HUMANIDAD y creo que muchos necesitamos humanidad para cambiar este mundo. 
Blog
Guatemala