Orgulloso Llacqta: un poema para alegrar el alma

Like131
Post
Imagen
Vista del pueblo de Acomayo, Cusco - Perú.

Perú resalta como una sociedad caracterizada por su diversidad cultural, su milenaria historia e indescriptibles paisajes; sin embargo, también se encuentra sumergida en diferentes problemas económicos, políticos y sociales que nos conciernen a todos aquellos que nos hacemos llamar peruanos

 Como agentes de cambio, salir de nuestra burbuja y observar el acontecer local y mundial con ojos críticos y trabajar en equipo por soluciones factibles es lo que, a mi parecer, mi generación y aquellas que vienen tienen para ofrecer. Por ello, me sumo a la creación de conciencia  y acciones que hagan frente a las problemáticas que afronta mi país y el mundo, las cuales no pueden pasar desapercibidas. Somos jóvenes capaces de generar un impacto positivo y duradero en el bienestar y desarrollo sostenible de nuestras sociedades. 

“Llacqta” en quechua significa “pueblo”. A través del siguiente poema, transmito mi orgullo y el de mis antepasados de pertenecer a una cultura diversa, distinguida por su ímpetu por salir adelante, su creatividad y persistencia ante las adversidades, cualidades que hoy impulsan a muchos jóvenes peruanos a mirar con ojos de cambio la sociedad en la que viven. Siendo una mezcla de español con andino, les traigo el cantar de un corazón en el que resalta, más que una expresión artística que denota cultura, el amor hacia la sierra de mi país y la historia que esconde en sus rincones. 

 

ORGULLOSO LLACQTA

Tú, paisano aguerrido que hunde su alma en tierras sagradas,

no permitas que alce vuelo el recuerdo de lo autóctono que te aleja de tu verdadero ser,

ama y evoca siempre el campo fértil donde las aras de tus antepasados derramaron sus últimas esperanzas, 

pues el desdeño de la esencia innata que te recorre te aísla de tu proceder.

 

Haz historia de tus meritorias raíces que construyen toda una identidad,

mezcla perfecta de blanco altivo con indio fornido e impetuoso, 

que por acatar las órdenes del español presuntuoso, 

su radiante piel cobriza poco a poco vio quimérico el deseo de libertad.

 

Escucha el pasado dichoso que te susurra la leyenda de tus orígenes,

regocíjate en el orgullo energético que florece en cada peruano,

echa a los vientos la voz de todo un  legado milenario, 

teje en los ponchos la historia cantada por miles de quenas que memorias guardan.

 

Tú, hierba de la puna melancólica  por el recuerdo de la pampa, 

eres hábil, creativo, maestro de emprendedores,

tú, hombre andino que sonríe a la simplicidad de la vida,

¿ MANAN MUNANKIMAYCHU? 

(¿Cómo no quererte?)

 

Poesía
Perú