Ser feminista no significa que odies a los hombres

Post
Imagen
Hombres con un cartel que dice: Hombres de calidad respetan la iguldad de las mujeres.

En años recientes, un estigma social ha creado sobre llamándote feminista. Un término una vez poderoso y vibrante, simbolizando la lucha mundial por la desigualdad de género, reducido a una palabra considerada “misandrista”. Personas dicen que si apoyas el feminismo, odias masculinidad, no te importan las luchas de hombre y niños en la sociedad de hoy, y crees que los hombres están debajo de las mujeres. Esto simplemente no es verdad- en cualquier forma que sea. 

Para que una feminista sea una misandrista va directamente en contra de la definición del término “feminismo” según Merriam-Webster: la teoría de la igualdad política, económica, y social de los sexos. Si una feminista afirmara que los hombres están debajo de las mujeres, ella no sería feminista, según la definición oficial, actual del diccionario.

Yo, y muchas otras feministas, intento ser tan interseccional e inclusiva con mi feminismo como sea posible. Problemas que plantean muchas “antifeministas” son problemas que me preocupan profundamente en mi vida, como parcialidad materna en tribunales, la brecha de la muerte, la estigmatización de los hombres que hablan sobre su salud mental, y el abuso sexual y doméstico silenciado de hombres.

Los hombres en mi vida y su trato social son de suma importancia para mí, y reconozco completamente estos problemas y hago todo lo posible para crear conciencia sobre ellos, sin importar lo que los guerreros del teclado dicen.

La opresión no es una competencia. Solo porque un grupo lo tenga peor que otro, no significa que deberías ignorar por completo los problemas de este último. Las verdaderas feministas lo saben y lo entienden. Si los hombres y las mujeres no pueden empezar a trabajar juntos por un mejor futuro de igualdad de género, estamos viendo un camino largo, extenuante y francamente grave para el progreso.

Para terminar este blog con una cita por Freida Pinto que lo resume completamente, “La igualdad de género es una pelea humana, no una pelea femenina.”

Blog
Estados Unidos de América