¿Vale la vida menos que una matriz energética convencional?

Post
Imagen
Protesta de pobladores de El Milagro, debido a los efectos dañinos que produce la industria carbonera en su localidad.
Protesta de pobladores de El Milagro, debido a los efectos dañinos que produce la industria carbonera en su localidad.

La respuesta inmediata que la mayoría de personas darían a esta pregunta sería un "no" rotundo, y es que se puede observar que hoy en día muchos entes gubernamentales defienden de forma médica la integridad de los pueblos y la vida. Sin embargo, ¿realmente se visualiza esto de forma concreta en la sociedad?

según un estudio realizado por el CEPAL en el 2018, 3 de 4 pobladores de Latinoamérica tienen la percepción de las entidades gubernamentales no gestionan correctamente los riesgos que involucran directamente su integridad y dignidad humana, esta situación realmente se agudiza en las poblaciones vulnerables frente a la custodia del desarrollo industrial energético convencional. Para esto es importante acotar que las desigualdades sociales en múltiples países de Latinoamérica son muy fuertes, es por esto que probablemente la sinergia de calidad y seguridad de la vida llevan una cabalidad de manera restringida para algunos estratos sociales privilegiados. 

Esto sucede en múltiples situaciones, pero hoy vale la pena mostrar la agonía lenta que sufrieron los pobladores de El Milagro en La región La Libertad, por una falta de cambio de matriz energética y desarrollo de industrias carboneras en las inmediaciones de su centro poblado. Para ilustrar mejor la situación es importante describir el estado actual de la matriz energética peruana.

Imagen
Protesta de pobladores de El Milagro  en la plaza de armas de Trujillo, debido a los efectos dañinos que produce la industria carbonera en su localidad.

Perú es un país que consolida fuertemente las bases de su matriz energética en la energía hidroeléctrica, según el Viceministro de Energía, el 23% de la energía que se produce en el Perú tiene fuentes de fuentes no contaminantes. Este es un número aparentemente alentador si no se toma en cuenta los efectos de la energía que afecta a las fuentes de contaminantes. El real efecto de producir energía mediante fuentes que contaminan es totalmente contundente. Los efectos se pueden percibir de manera concreta en el centro poblado El Milagro de la región La Libertad, en donde mediante un análisis se puede determinar que se violentan múltiples principios ambientales, lo que afecta a la población propia del lugar.

Es importante mencionar que en este problema socioambiental existe actores y situaciones importantes las cuales se consideran relevantes acotar.

  • CARBONERAS

 En el sector El milagro existe decenas de carboneras que han venido ejecutando sus operaciones hace ya varios años, generando múltiples consecuencias, donde la degradación ambiental es evidente. De hecho, según declaraciones de los pobladores del lugar, por más de 20 años esta actividad viene cubriendo con material particulado a más de 15000 pobladores de los cuales 3000 son niños que se ven aún más afectados por este proceso contaminante.

  • POBLACIÓN:

Los pobladores del milagro forman parte de un sector con necesidades insatisfechas, sin embargo, se encuentran desprotegidos y son principalmente afectados por las actividades de las carboneras ubicadas en el lugar. Ellos son conscientes del daño ocasionado en su comunidad es por esto que, en el 2014, decidieron alzar su voz de protesta y exteriorizar su lamentable situación mediante un reclamo pacífico, pero imperativo, en donde clamaban que las distintas autoridades tomen acciones frente a todo el daño socio ambiental que estas carboneras causaban en su región. Y es que no solo contaminan a miles de pobladores con material particulado provenientes del desarrollo de la actividad, sino que múltiples carboneras, según informe del diario El Comercio, explotan a decenas de niños, exponiéndolos a compuestos tóxicos y tomando ventaja de las necesidades económicas de las familias más vulnerables, de las cuales provienen estos niños.

Haciendo un análisis simple se puede observar claramente que esta actividad vulnera principios ambientales básicos reconocidos incluso en la Ley General del Ambiente del Perú. El principio visiblemente más violento es el principio de prevención, ya que se tiene certeza de que el material particulado causa daños contundentes a la salud de las personas, sin embargo, los pobladores de este sector no tienen suficiente respaldo para cumplir este principio y salvaguardar su integridad física, anteponiéndola sobre el desarrollo de esta actividad. Por otro lado, existe otro principio fuertemente dañado y es el de internalización de costo, que en este caso se aplicaría perfectamente si las actividades que causan la contaminación asumida los daños externos propiciados por el desarrollo de su línea de producción, lamentablemente este principio no se ha estado cumpliendo por años.

Imagen
Carboneras de El Milagro

Hasta estas líneas se observa que es necesaria la actuación de entes fundamentales y la pregunta que podría generarse debido a esta necesidad es: ¿Qué acciones realiza el estado para gestionar correctamente este tipo de problemas? Esta pregunta es fundamental debido a que el estado peruano debe velar por el cumplimiento de los principios ambientales mediante la generación de políticas y la implementación de las mismas.

Es válido indicado que aparentemente el estado ha gestionado los esfuerzos para generar un cambio en su matriz energética mediante distintas leyes, cuentos como la ley marco del cambio climático y la ley de energías renovables. En estas leyes, el estado peruano demuestra una posición en la que está dispuesto a diversificar su matriz energética mediante la inclusión de energías renovables, para así reducir los daños causados ​​por la industria energética convencional. Esta es una postura extremadamente importante, sin embargo, existen otros instrumentos que el estado ha implementado, desde otros sectores, los cuales van en contra de la postura mostrada en las leyes anteriores.

Estos son instrumentos que buscan formalizar diversas industrias extractivas entre ellas la industria extractiva del carbón, estos instrumentos de gestión ambiental buscan que las empresas extractivas (entre ellas minas de carbón), asuman sus compromisos ambientales mediante la implementación de diversas medidas. En la teoría suena bien, pero surge dos preguntas latentes y son las siguientes: ¿Cuánta capacidad tiene el estado peruano en materia de fiscalización ambiental para cerciorarse del cumplimiento efectivo de las medidas a implementar por las empresas extractivas? ¿Y el nivel de las externalidades negativas causadas por estas actividades en la implementación de este instrumento aseguran la calidad de vida de las personas afectadas?

Antes de responder la primera pregunta es importante precisar que estos instrumentos de formalización son aprobados y fiscalizados por los gobiernos regionales. La OEFA (Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental) fiscaliza a su vez a los gobiernos regionales para cerciorarse de que están realizando una buena labor de fiscalización. Para cuantificar el nivel de desempeño la OEFA ha creado una escala de calificación de hasta 20 puntos, siendo 20 la ponderación de excelencia. En el reporte del 2015 las regiones con menor ponderación fueron Áncash (3,78), La Libertad (4,69) y Callao (4,97). Estas regiones claramente desaprobaron en cuanto a nivel de desempeño en fiscalización ambiental. Esto permite tener una respuesta más clara a la primera pregunta realizada, y es que probablemente no se tiene la capacidad para desarrollar una fiscalización exhaustiva para custodiar el cumplimiento de los compromisos ambientales a los que se comprometen las empresas extractivas mediante el instrumento de gestión ambiental mencionado.

Para responder a la segunda pregunta es necesario entender que es debido a la coyuntura social, ambiental e institucional que tiene, las externalidades negativas causadas después de la aplicación de este instrumento pueden ser serias para la integridad de la población, es por esto que el estado de manera precautoria debe idear nuevas soluciones para cumplir su compromiso de custodia de los derechos humanos y proteger el medioambiente.

Imagen
Infografía de cifras del cambio climático en el Perú
Infografía del estado actual del cambio climático en el Perú.

Es evidente la necesidad de la sociedad y la academia en todo este proceso de cambio, es necesario acatar la problemática de los pobladores de El milagro de manera colectiva y participativa. El planeta está feneciendo en cada una de sus partes de manera sistemática, más allá de una exhortación se debe generar un esfuerzo contundente por defender la integridad de nuestro ambiente y así el de las personas. Cada uno debe luchar desde su frente de batalla para revertir esta situación que se atraviesa, es necesario generar ciencia aplicada y nuevas políticas que permitan de manera tangible y consistente mejorar la vida de los pobladores en vulnerabilidad.

Blog
Perú