Yo decido cual es mi destino

Like392
Post
Imagen
La igualdad es  trabajo de todos

En muchos diccionarios tendrán una definición de mujer, pero yo tengo otra. Esta definición es más vívida, realista, y resalta la realidad que miles de mujeres y niñas viven en mi tierra, México. Ser mujer significa tener más probabilidades de ser víctima de violencia. Haber nacido como mujer significa haber nacido con menos oportunidades. Mujer significa enfrentarnos cada día a estereotipos y a luchar contra nuestra realidad, una realidad que nos limita a ser quienes verdaderamente somos.

A través de los años las mujeres tuvimos que pelear para poder conseguir un lugar en la sociedad. Tuvimos que pelear para tener un voto en la sociedad, para tener una voz. Tuvimos que enfrentarnos a los estereotipos para poder  redefinirnos como ciudadanas de nuestra nación.  Tuvimos que luchar por un lugar en la cámara de diputados y en la cámara de senadores. Vencer los estándares de un país machista no ha sido fácil, aún no hemos tenido mujeres presidentas. Poco a poco la gente va teniendo conciencia de la importancia de la mujer en la sociedad.

En México, nosotras las mujeres tenemos más probabilidades de sufrir violencia por el simple hecho de ser mujer. La sociedad nos ve como individuos débiles pero yo veo a las mujeres como verdaderas guerreras que se levantan cada día y tratan de aportar su granito de arena para hacer una sociedad más justa.

Esta es la realidad que vivimos millones y millones de mujeres cada día. Hoy yo invito a todas las mujeres a ser ustedes mismas. No teman expresarse y jamás duden en defenderse porque de nosotras depende tener una sociedad más justa y respetuosa. Aprendamos a alzar la voz a todas aquellas personas que no creen en el poder del feminismo. Enseñemos a todas aquellas personas que no creen en la equidad de género como una vía hacia la paz. Levantemos nuestras miradas al horizonte porque las mujeres somos el futuro de nuestro mundo. Comportamos la magia de la igualdad, nos pueden guiar a la libertad de la discriminación.

No importa si somos mujeres, lo que importa es que tomemos las riendas de nuestro destino y las enfoquemos en algo positivo. Nadie nos va decir qué hacer y qué decir. Nadie nos va a obligar y a dirigir. Nadie nos va discriminar ni a humillar. Nosotras somos las dueñas de nuestros destinos. Somos las jefas de nuestras vidas. Somos las únicas que podemos cambiar la perspectiva de nuestro mundo, y ese destino nadie nos lo puede quitar.

“Hubo un momento en que las mujeres activistas pidieron a los hombres que lucharan por sus derechos. Pero esta vez vamos a hacerlo por nuestra cuenta” -Malala Yousafzai.
Blog
México