Educación

¿En casa por el coronavirus? Así siguen estudiando jóvenes por todo el mundo

Mientras el mundo lucha contra la pandemia del COVID-19, o coronavirus, estudiantes en América Latina, España y el resto del mundo están quedándose en casa después de que sus escuelas, institutos y universidades cerraran sus puertas temporalmente.

En una situación así es normal sentirse triste, enojada, preocupado, confundido o frustrada. Mira cómo algunos estudiantes están continuando con su educación desde casa, y aprende con ellos a mantenerte positivo en tiempos de incertidumbre (estas entrevistas fueron hecha el fin de semana del 14 de marzo).

¿También te has visto afectado por cierres de centros educativos o cuarentenas? ¿Las autoridades en tu país te pidieron quedarte en casa? Tranquilo, sigue las indicaciones de las autoridades sanitarias para mantenerte sano y cuídate. Puedes compartir tu experiencia con La Juventud Opina, usando el hashtag #lajuventudopina en redes sociales o enviando tu contenido a través de nuestra web.

Para más información sobre el COVID-19, visita unicef.org/es/coronavirus.

Imagen
Magda Martinez, estudiante de El Salvador

magda, 17, el salvador

"Al principio, me asusté y preocupé por la cantidad de clases que iba a perder, mis evaluaciones, etc. Sin embargo, mi colegio se organizó y ahora recibimos clases en línea.

A pesar de las circunstancias, yo sigo mi horario de manera normal. Con esta manera de recibir las clases, me siento emocionada y tranquila, voy con mi propio tiempo y estoy en un ambiente en el que me siento cómoda.

Asimismo, trato de pensar que todo sigue igual, solo que ahora las clases son diferentes. Eso me mantiene calmada ante la situación, ante no poder ver a mis amigos y salir como lo haría de forma regular.

Mi consejo sería que traten de modificar su rutina a la situación, que se informen bien (tener cuidado con las “fake news”), cuiden su higiene y no tengan miedo".

Imagen
Student learning at home in China, due to school closures. Coronavirus, COVID19

Xiaoyu, 16, China

“Comparado con la escuela normal, aprender en línea me parece menos efectivo. En la escuela puedo acercarme a los profesiones si tengo preguntas, y puedo hablar con mis compañeros.

Cuando escuché que se retrasaría el semestre de primavera, me alegré pensando que serían unas vacaciones prolongadas. Pero ahora solo quiero volver a la escuela. Extraño a mis amigos, quedarse en casa tanto tiempo es aburrido".

Imagen
Daniel, uno de los estudiantes afectados por los cierres de escuelas por el coronavirus

DANIEL, 16, PANAMÁ

"Cuando me enteré pensé que perderíamos bastante tiempo de clases. Que sería un bajón, y que me
iba a afectar directamente a mí, en mis estudios.

Me pareció preocupante. Decían que mandarían módulos por internet, pero aún no me han llegado.

He decidido avanzar estudiando los materiales que tenía hasta el momento, adelantando mis estudios en matemática y contabilidad, así como los cuestionarios que me dejaron.

Yo siempre soy positivo. Les diría que estén tranquilos, que todo estará bien".

Imagen
Gabriela, una de las jóvenes estudiando en casa por la crisis del coronavirus en El Salvador

GABRIELA, 12, EL SALVADOR

"Pensé que ya no iba a poder ver a mis amigos. Que tendría mucha tarea y que tendría que hacerla en casa sin la explicación de las profesoras, que es bastante útil.

Uso el aula virtual de mi colegio. Los maestros suben las clases y las tareas que asignan cada día. Veo tele, juego con mi hermano y me río mucho.

Hablen con sus amigos por chat, video llamadas, jueguen con sus hermanos".

Imagen
Giorgi Shengelia, 13

GIORGI, 13, GEORGIA

"La primera semana fue divertida, no había muchos establecimientos cerrados y Tbilisi no estaba triste y vacía. Pero después de un par de días, el virus se propagó a más gente, todo cerró, y quedarse en casa se hizo aburrido. Por lo general, me entretengo con actividades simples. Me basta con un teléfono o una computadora portátil y me siento solo a jugar juegos. Pero a mi mamá y abuela no les gusta eso, quieren que esté saludable, así que estar todo el día jugando videojuegos no es una opción.

He encontrado otras maneras de entretenerme. Siempre me ha gustado leer y leo ahora, pero me estoy terminando mis libros y las librerías están cerradas. También me gusta cocinar, es bueno organizarlo todo y hacer el platillo perfecto. Pero cuando cocino las cosas me salen distintas y termino con un caos total en la cocina".

Imagen
Christine, a student from Panama whose school was closed due to coronavirus

CRISTINE, 15, PANAMá

"Mi hermana se puso feliz cuando dijeron que no tendríamos clases. Yo no. Pensé ¿ahora cómo voy a aprender? Estoy en un grado que es difícil. Si me mandan el material por módulos, los maestros me van a exigir más y va a ser más difícil aprender sola, por mi cuenta.

Estoy adelantando ciertas tareas y proyectos que me habían asignados los maestros, para ir adelantando. También estoy leyendo los temas nuevos que vamos a tener más adelante. Juego con mis sobrinos, leo y hago sopas de letras.

A otros en la misma situación en otras partes del mundo les diría que por algo nos sacaron de la escuela, que no piensen que son vacaciones. Que es un momento para prevenir que nos enfermemos."

Imagen
Daniela Giron, a student impacted by coronavirus school closures in El Salvador

DANIELA, 13, EL SALVADOR

"Me estresó (que suspendieran clases) porque no vería a mis compañeros y porque es más complicado entender cuando no tengo al maestro en frente.

Hago tareas en línea, en la plataforma del colegio, leo libros que me gustan, hago manualidades y toco instrumentos musicales.

A otros les diría que además de las tareas, aprovechen para hacer cosas que les gusten y que es una oportunidad para aprender a hacer nuevas cosas que no sea una obligación o deber como las tareas."

Imagen
Eli, estudiante impactada por el cierre de escuelas por el coronavirus, en Panamá

ELI, 17, PANAMÁ

"Me incomodó cuando me enteré, porque estaba preparando tareas en las que estaba atrasada, y justo
el día que iba a entregarla, cancelaron las clases.

La escuela nos enviará módulos a través de una plataforma virtual. Pero aún no nos han llegado.

Yo sigo enfocada en hacer las tareas que tengo pendientes, para poder entregarlas cuando volvamos a las escuelas".

Imagen
Tahmina Naimi, a student in Padua impacted by school closings

Tahmina, 24, Afganistán (Estudiando en italia)

 

“Estudio un master en la Universidad de Padua, el primer lugar del país que tuvo que enfrentarse al coronavirus. No podemos salir a la calle, así que tenemos clases en línea y los materiales están en la plataforma digital.

Me quedo en mi habitación todo el día y quedan pocas chicas en nuestro hostal. Comemos en nuestras habitaciones, así que tenemos mucho tiempo para estudiar. Hablo más que nunca con mi familia, veo películas ¡y como más que antes!".

Imagen
Ilinca, student from Romania

ILINCA, 15 , RUMANÍA

"Hoy me di cuenta que lo ensimismada que he estado en las tareas que tenía que preparar para la escuela, me hicieron olvidar lo que me hacia sonreír y me daba energía cuando era pequeña. Empecé de nuevo a hacer origami, específicamente flores, porque esta es la temporada del renacimiento y, necesitamos colores en este caos. El origami estimula la creatividad y el sentido de la belleza ¡y hace sonreír a quienes lo intentan hacer cuando por fin ven el resultado final!

Da rienda suelta suelta a tus emociones, anota tus pensamientos en un papel o en tu computadora. Tal vez esto te inspire a seguir escribiendo a menudo ¡La gente necesita oírte, por todos los medios posibles!"

Imagen
Samira, estudiante de Panamá afectada por el cierre de escuelas por el coronavirus

SAMIRA, 15, PANAMÁ

"Me puse brava. Nosotros no tenemos la culpa de lo que está pasando en el mundo. No me parece.

El colegio dijo que nos darían módulos web, pero aún no los han enviado. 

Para mantenerme positiva me miro al espejo, y me digo cosas buenas. Que todo va a estar bien.

A otros les diría que no se preocupen, que todo será pasajero, que Dios nos está protegiendo".

Imagen
Elias, uno de los estudiantes afectados por el cierre de escuelas en Panamá

ELÍAS, 13, PANAMÁ

"Me puse triste, yo quería ir a la escuela. Estábamos empezando el año, y quería hacer mis tareas.

Estamos esperando que nos den los módulos de la escuela, aún no nos los han
dado. Esperamos que nos lo den este lunes".

¿También te has visto afectado por cierres de centros educativos o cuarentenas? ¿Las autoridades en tu país te pidieron quedarte en casa? Comparte tu experiencia con La Juventud Opina, usando el hashtag #lajuventudopina en redes sociales o enviando tu contenido a través de nuestra web.

🎒 5 cosas que puedes hacer como estudiante para ayudar a prevenir y controlar el coronavirus en tu centro educativo: 

1️⃣  Tienes que saber que no estás solo y hablar con alguien en quien confíes, como tú padre, tu madre o tu maestro, para que puedas ayudarte a ti mismo y a tu escuela a mantenerse seguros y saludables. Haz preguntas, edúcate y obtén información de fuentes confiables 👍

2️⃣ Protégete a ti mismo y a los demás. Lávate las manos frecuentemente, siempre con agua y jabón y por lo menos durante 20 segundos, recuerda no tocarte la cara y no compartas tazas, utensilios, comida o bebida con otros.

3️⃣ Conviértete en un referente para mantenerse a ti mismo, a tu escuela, a tu familia y a tu comunidad saludables. 🙋‍♀️ Conviértete en un ejemplo de buenas prácticas como estornudar o toser en el codo y lavarse las manos, especialmente con los miembros más jóvenes de la familia.

4️⃣ No estigmatices a tus compañeros ni te burles de nadie por estar enfermo; recuerda que el virus no conoce fronteras geográficas, etnias, edad, capacidad o género. 🙅‍♂️ 

5️⃣ Informa a tus padres, otros miembros de la familia o a tu cuidador si te sientes enfermo, y pide que te dejen quedarte en casa 🏡

Aprende más sobre este tema, aquí

Topic